LA BRIGADA DE OBRAS DE COLMENAR VIEJO CONDENADA POR EL AYUNTAMIENTO A DESAPARECER.

Sociedad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Valoración del Usuario: 4 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Inactive
 

El Ayuntamiento de Colmenar Viejo abandona la Brigada de Obras Municipal anticipando la privatización del servicio.
El equipo de gobierno vuelve a usar la estrategia de negar los mínimos recursos operativos para justificar la falta de eficacia y así desmantelar otro servicio municipal.

Las quejas por falta de mantenimiento en las calles de Colmenar Viejo se multiplican. Mientras los vecinos del municipio se preguntan cuál es principal razón que provoca la demora en el arreglo de desperfectos y averías del pavimento de las calles, calzadas, alumbrado o mobiliario público.

La razón no es otra que el abandono que sufre la Brigada de Obras Municipal del Municipio, en lo que respecta al número de empleados y a la negativa de dotar de medios y equipos a este servicio municipal. Actualmente, solo quedan 11 empleados activos en la plantilla, frente a los más de 30 trabajadores de hace 30 años cuando la población local era de 27.000 habitantes. Con la mitad de los habitantes, Colmenar Viejo disponía del triple de plantilla. La plantilla actual se ve disminuida, además, en época de vacaciones o por bajas médicas, de manera que la fuerza de trabajo disponible es aún inferior.

Aquellos vecinos que sufren los continuos y persistentes apagones del alumbrado público en sus calles deben saber que sólo 3 electricistas deben encargarse del alumbrado público de todo el municipio, que crece y crece por la voracidad inmobiliaria sin que el Ayuntamiento se esfuerce en garantizar los servicios públicos y sociales adecuados. Estos electricistas también deben ocuparse del alumbrado de las instalaciones municipales. Y no acaba aquí el despropósito: un único fontanero es el responsable del mantenimiento de edificios municipales que actualmente tiene Colmenar Viejo, más las incidencias que pueda suceder en la vía pública.

La Asociación de Vecinos por Colmenar Viejo identifica las mismas maniobras y tácticas habituales del Ayuntamiento durante las últimas décadas que ha usado para la privatización de otros servicios públicos que el Ayuntamiento: La privatización del museo de la Villa, de las instalaciones deportivas municipales, del Centro Cultural Pablo Neruda, y muchas más. El Gobierno Municipal viene desatendiendo paulatinamente este servicio municipal sin convocar nuevas plazas para cubrir las vacantes, ni dotar de nuevos medios materiales y mecánicos para mejorar el mantenimiento de nuestras calles. Ni siquiera se preocupa de la formación y cualificación de los trabajadores en plantilla.

¿Puede ser más mezquino el comportamiento de nuestra corporación municipal? Pues sí, algunos trabajadores también sufren el impago de horas extras desde hace más de 2 años. Esta forma de actuar solo puede perseguir el objetivo de dejar morir a la Brigada de Obras para privatizar el servicio a favor de esas empresas que cada vez vemos con más frecuencia en nuestro pueblo acometiendo obras y servicios con resultados infames y a las que la alcaldía no exige el cumplimiento de las condiciones de contrato en lo que se refiere a calidad, materiales y prestaciones obligatorias. Esto ya pasa con los macrocontratos (auditorio de la Estación, Proyecto de la Casa Cuartel de la Guardia Civil…), adoquinados de las calles, la iluminación, y los contratos de limpieza viaria y recogida de residuos. Lamentablemente para todos los vecinos preocupados verdaderamente por el pueblo, solo queda saber cuándo el Consistorio firmará la defunción de la Brigada de Obras para adjudicar este servicio mediante contratos sin publicidad, es decir, a dedo.

Desde la Asociación de Vecinos apoyamos y reivindicamos la necesidad de la Brigada de Obras Municipal. Es un servicio básico e imprescindible para el bienestar de los vecinos y el buen funcionamiento de nuestro municipio. Por ello, hacemos un llamamiento a los responsables y la oposición del gobierno municipal para que no permitan la privatización y desaparición de este servicio.