banner censura diariocolmenar

¡QUEREMOS MÉDICOS Y NO DISCULPAS! LA ASOCIACIÓN DE VECINOS POR COLMENAR VIEJO DENUNCIA LAS CARENCIAS DE LOS SERVICIOS DE SALUD PÚBLICOS EN EL MUNICIPIO

Sociedad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Valoración del Usuario: 4 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Inactive
 

La Asociación de Vecinos por Colmenar Viejo convoca a todos los colmenareños a una concentración el próximo día 27 de noviembre, a las 12:00 h frente al Centro de Salud Sur para exigir al gobierno regional más personal sanitario y el compromiso del gobierno nacional para defender el derecho a la salud de todos los españoles bajo el lema: ¡Queremos médicos y no disculpas!

El desmantelamiento de los servicios de urgencias en los Puntos de Atención Continuada (PAC) responde a una estrategia más amplia que busca hurtar a los ciudadanos unos derechos y una calidad de los servicios de salud consolidados y que han demostrado su eficacia a lo largo de muchos años.

La apertura del servicio de Urgencias o PAC, como así lo llama el gobierno regional de la Comunidad Autónoma de Madrid, ha resultado ser un completo engaño. Muchos días las Urgencias han estado cerradas por falta de personal. Y los vecinos se preguntan ¿dónde están los 4 médicos de la plantilla estable que había en las Urgencias de Colmenar antes de la pandemia? Sin plantilla fija y con personal estable no se puede garantizarse un servicio eficaz. Anunciar la apertura de un servicio vital como este sin medios suficientes es una estafa a todos los colmenareños.

Además de escatimar el personal sanitario necesario en las Urgencias, hay otras medidas incoherentes que intentan imponerse desde la Consejería de Salud con la anuencia y el silencio culpable del Ministerio de Sanidad, que no ha emitido ni una simple nota técnica sobre la calidad de los servicios sanitarios exigibles. Nos referimos, por ejemplo, a las famosas “videollamadas”.

Colmenar Viejo es uno de los municipios elegidos para suplir al personal médico presencial por un sistema de diagnóstico por videollamada. Pese a ser una herramienta de apoyo muy útil, no puede suplir nunca el diagnóstico médico directo con observaciones físicas completas. ¿Habrá que recordar a todo un doctor en Medicina y consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid que la exploración física es la percepción de los signos clínicos presentes en el paciente por los sentidos del médico y que se compone de inspección visual, palpación, percusión, auscultación y olfacción?

Aunque la calidad de la imagen y del sonido fuera perfecta, es obvio que palpación, percusión y olfacción no pueden ser sustituidos por ese tipo de equipos de comunicación. Está claro que una videollamada no es suficiente para valorar a un enfermo porque los médicos necesitan observar, palpar, escuchar, oler y examinar respuestas reflejas o inducidas al paciente.

Pero Colmenar Viejo sufre más carencias que desde el equipo de gobierno y sus socios se ocultan:

El traslado de consultas por las reformas del hospital de la Paz al Centro de Salud Sur de Colmenar Viejo va provocar un grado de saturación sin que la Consejería haya considerado necesario destinar más personal para solventar está excepcionalidad mientras los pacientes pasan las horas muertas para ser atendidos en el mostrador de dicho centro. Otra deficiencia de los servicios de atención sanitaria tiene que ver con la prevención: En las últimas semanas hay vecinos que para vacunarse contra la gripe han recibido citas para diciembre y enero.

Mientras tanto, la Atención Primaria sigue sufriendo un racionamiento de recursos inexplicable. Las falsas promesas para cubrir las vacantes anteriores a la pandemia y el aumento de la población exigen cubrir ya estas carencias. Recordar que se recomienda un número máximo de 900 niños por pediatra, pero en Colmenar Viejo sólo hay 8 pediatras para más de 9.000 niños de 0 a 14 años a fecha de 1 de enero de 2021. Los recursos humanos asignados a médicos de familia no andan mejor.

Para esta categoría se recomiendan 1.300 residentes por profesional, y en Colmenar Viejo hay más de 1.650 por médico, faltando también un 20% de profesionales. Y estas cifras no consideran las bajas del personal sanitario que deberían ser cubiertas inmediatamente una vez conocidas por la administración sanitaria del gobierno regional. Es imprescindible reformar la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, de manera que queden regulados por ley los recursos sanitarios mínimos, tanto de personal como materiales en función de la población, la distancia máxima a recorrer por el paciente para ser atendido, y el tiempo máximo admisible para recibir la atención sanitaria.

Los Vecinos de Colmenar Viejo están cansados de todas las falsas promesas que en el ámbito sanitario se han hecho a los residentes de nuestro pueblo: ¿Qué fue del prometido Hospital de Público en Colmenar Viejo y su comarca? Cada día son más la voces y argumentos de los residentes que consideran necesario la apertura de uno, pero los políticos de la Comunidad de Madrid no solamente incumplen sus promesas, sino que además hacen oídos sordos a las más que razonables peticiones de los vecinos. Otro tanto con los equipamientos prometidos para los recientes desarrollos urbanísticos de Colmenar Viejo. La población del pueblo sigue creciendo, pero los equipamientos sanitarios son postergados una y otra vez. Buena prueba de ello es la falta de previsión y el “olvido” en construir el consultorio médico en el Barrio de la Estación, saturando el Centro de Salud Sur que es al que se adscriben los nuevos colmenareños que habitan los desarrollos urbanísticos nuevos, y no tan nuevos.

Por ello, la Asociación de Vecinos por Colmenar Viejo convoca una concentración desligada de intereses ideológicos, el próximo día 27 de noviembre, domingo, a las 12:00, frente al Centro de Salud Sur en la calle Doctor Cecilio de la Morena.