banner censura diariocolmenar

El Ayuntamiento que no amaba al arbolado urbano

Sociedad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

El Ayuntamiento de Colmenar Viejo sigue demostrando día tras día el grave problema que tiene con el arbolado urbano. La Ley de Protección y Fomento del arbolado urbano de la Comunidad de Madrid recoge que “en el desarrollo urbano, el árbol ha constituido el principal elemento conformador de la presencia de la naturaleza en la ciudad, llegando a ser determinante para el equilibrio de sus organismos vivos, a la vez que un hecho social y cultural…”, y en su Artículo 1 establece, como es obvio, que el objeto de la ley es “la protección y fomento del arbolado urbano como parte integrante del patrimonio natural de la Comunidad de Madrid”. Pero para el Ayuntamiento de Colmenar Viejo esto es una mera formalidad que, en la práctica, no se cumple. Demuestra, además, que el eslógan “Verde Colmenar” no pasa de ser unas pegatinas en los nuevos vehículos de recogida de basuras, ya que no han cambiado ni un ápice las políticas municipales en materia medioambiental.

Ganemos Colmenar ha denunciado en innumerables ocasiones cómo el propio Ayuntamiento ha incumplido la Ley de Protección del arbolado urbano, permitiendo por ejemplo, la tala de árboles sin que previamente hubiera un decreto que lo autorizara. También Ganemos ha denunciado recientemente cómo el Ayuntamiento encabezado por Jorge García talaba 95 árboles en la Colonia de Las Vírgenes con la única justificación de llevar a cabo unas obras de reurbanización de esta zona.

Con la denuncia de la tala de estos 95 árboles en esta Colonia de Las Vírgenes Ganamos ya constató que en cantidad de calles se había hormigonado la nueva acera, sin trasplantar o talar el árbol que había, y creando un alcorque a escasos centímetros de donde se encontraba el árbol. Esta práctica, además de condenar al árbol que ya llevaba tiempo plantado y asentado, muestra la nula sensibilidad del Gobierno municipal por el arbolado urbano.

Ganemos Colmenar vuelve a denunciar este problema del Gobierno del Partido Popular y los concejales tránsfugas porque, con el transcurso de las obras en el Camino del Pardo, cerca de la rotonda del Quijote, se ha vuelto a producir una situación incomprensible (se adjunta foto): se han colocado los alcorques sin tener en cuenta al arbolado ya existente. Además, la nueva acera es suficientemente ancha como para que fuera totalmente posible adaptar el alcorque al árbol, y no lo contrario. Esperamos que el concejal de Obras, o el concejal de Medio Ambiente o, si es necesario, el mismo Alcalde, hagan lo que sea necesario para evitar una nueva tala. Porque con la ola de calor que estamos sufriendo y que, en el futuro, incluso serán más duras y más numerosas, no podemos permitirnos la pérdida de ni un sólo árbol, y menos arbolado urbano, estando probado científicamente todos los beneficios que traen para el entorno y, en este caso, rebajando la temperatura de las calles.