banner censura diariocolmenar

CONCIENCIACIÓN ANTE EL PARO CARDIACO, UNA REALIDAD

Salud
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Con ocasión del Día Europeo sobre la Concienciación del Paro Cardiaco, celebrado el pasado 16 de octubre, una cúpula informativa y un destacamento del SAMUR, instalados en la madrileña Plaza de Colón, estuvieron ilustrando al ciudadano sobre cómo actuar ante una persona que sufre un paro cardiaco.

Siguiendo informes de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), en España se producen unas 52.300 paradas cardiacas al año, de las cuales 22.300 se dan en los hospitales y 30.000 en el entorno comunitario. La principal causa es la fabricación auricular, un tipo de arritmia que provoca que el corazón se detenga en pocos minutos. Coincidiendo con el Día Europeo del Paro Cardíaco, celebrado el pasado 16 de octubre, el Ayuntamiento de Madrid, a través del Foro de Empresas de Madrid, SAMUR Protección Civil, la Fundación Española del Corazón y Philips unieron sus fuerzas para concienciar a la sociedad sobre este importante problema de salud e instalaron en la madrileña Plaza de Colón una cúpula informativa donde hacer un circuito experiencial, didáctico e interactivo, sobre los pasos que deben seguirse ante una persona que sufre un paro cardiaco.

En la cúpula, de manera muy visual y creativa, a través de paneles informativos y talleres didácticos e interactivos, se han mostrado los pasos que conforman la llamada cadena de supervivencia sobre cómo actuar ante un caso de paro cardiaco: 1. Estudio y reconocimiento de los signos: comprobar que la persona no responde a estímulos y tiene respiración ausente o irregular. 2. Activación rápida del sistema de atención a emergencias: llamar al 112 con urgencia para informar del hecho. 3. Aplicación de manera correcta de una RCP precoz con la ayuda de los operadores de emergencia. 4. Desfibrilación rápida con el DESA más cercano (desde el 112 darán las indicaciones para localizar el mismo) y esperar la llegada del SAMUR para asistencia médica.

“Enseñamos a las personas cómo se debe actuar cuando alguien pierde el conocimiento o tiene una parada cardiaca: se trata de una serie de pasos muy sencillos. Pero, sobre todo, les ayudamos a que pierdan el miedo a la hora de empezar a reanimar al individuo que esté sufriendo el paro cardiaco”, comentaba el Dr. Julián Pérez Villacastín, presidente de la Sociedad Española de Cardiología y miembro del Patronato de la Fundación Española del Corazón.

Concienciación social ante el paro cardiaco

Se estima que en Europa podrían salvarse 100.000 personas cada año si se aumentase el porcentaje de personas formadas en técnicas de reanimación cardiopulmonar y en el uso de desfibriladores. Actualmente en España, y según la SEC, el índice de recuperación ante una afección cardiaca que se produce fuera del entorno hospitalario oscila entre el 5% y el 10%, que podría incrementarse (en los países nórdicos esta cifra llega a ser de un 30%) si se aplicasen las correspondiente maniobras RCP y DESA. En un momento en que, según estudio realizado por B+Safe con la colaboración de la FEC, solo tres de cada diez españoles sabrían aplicar con acierto una reanimación cardiopulmonar, se hace más necesaria que nunca la adecuada formación. Ante una urgencia de este tipo, se calcula que por cada minuto que pasa hay un 10% menos de posibilidades de supervivencia.

“Queremos poner en valor el proyecto de colaboración público-privada que hemos sacado adelante por el cual se están instalando 166 desfibriladores en todo Madrid, en la EMT, en coches de policía e incluso en la vía pública”, comentaba D. Miguel Ángel Redondo, delegado de Economía, Innovación y Empleo del Ayuntamiento de Madrid. La instalación de desfibriladores en lugares públicos es una de las medidas reclamadas por los expertos. Estos dispositivos pueden ser usados por cualquier persona y pueden salvar muchas vidas ya que están conectados en todo momento a la red de emergencias.

“Recuperar a la persona afectada pasa por tener pequeños conocimientos para dar un masaje cardíaco RCP y ponerle las pegatinas del DESA sobre el pecho, de manera que el dispositivo analice si, verdaderamente, el ritmo cardiaco está fallando y si, por tanto, se hace adecuada una descarga. Y luego ya es cuestión de seguir sus indicaciones”, añadía D. Ignacio López, director de Relaciones Institucionales de Philips Ibérica.

El objetivo final es sensibilizar a los ciudadanos sobre el problema de la parada cardiaca y, ante ellos, desmitificar el uso de los desfibriladores externos semiautomáticos (DESA) y la aplicación precoz de las maniobras de Reanimación Cardiopulmonar (RCP). Un cada vez mayor y más preciso conocimiento de las medidas a tomar permitirá disminuir el número de muertes que por causa del paro cardiaco se producen cada año en España. Porque cada latido cuenta.


Sobre Royal Philips

https://newsletter.idoneacomunicacion.com/l/nkaKQxQR892MaxLwR6z19uvQ/SKwwIyYU7eior763J892xMVWVw/MF892J4ZBXWw868kW11iF763pw" contenteditable="false">Royal Philips (NYSE: PHG, AEX: PHI) es una empresa líder en tecnologías de la salud, centrada en mejorar la salud y el bienestar de las personas, y facilitar la obtención de mejores resultados en el ciclo de la salud, desde los hábitos saludables y la prevención, hasta el diagnóstico, tratamiento y atención domiciliaria. Philips hace uso de su avanzada tecnología y de sus profundos conocimientos clínicos y del consumidor para ofrecer soluciones integradas. Con sede en los Países Bajos, la compañía es líder en diagnóstico por imagen, terapia guiada por imagen, monitorización de pacientes e informática de la salud, así como en salud del consumidor y atención domiciliaria. Philips ha registrado unas ventas de 17.300 millones de euros en 2020 y emplea aproximadamente a 77.000 empleados, con operaciones comerciales y servicios en más de 100 países.