La obesidad, una tendencia al alza en España

Salud
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

El exceso de peso en España aumenta desde que existen registros. La progresión de las prevalencias de sobrepeso, obesidad y obesidad mórbida entre 1987 y 2014 aumentó de forma continua cada año. Así, se estimaron 23.500.000 casos de sobrepeso en 2016. Con esta tendencia entre 2016 y 2030 aparecerán 3.100.000 nuevos casos de sobrepeso, es decir un incremento de un 16%, lo que conlleva un aumento en el sobrecoste sanitario.

La obesidad potencia las enfermedades cardiovasculares, diabetes y algunos tipos de cánceres, mientras disminuye la calidad de vida. Lamentablemente, su prevalencia no solo crece en España, se produce a escala mundial. Ante esta situación los diferentes países buscan estrategias de actuación nutricional que frenen este crecimiento. Una de ellas es modificar los hábitos de consumo en la elección de los alimentos de la cesta de la compra hacia aquellos que son más saludables. Las recomendaciones en este ámbito se dirigen a privilegiar alimentos frescos como son las verduras, frutas, legumbres, pescados, carne, frutos secos y semillas. Pero el estilo de vida actual hace que cada vez se consuman más alimentos elaborados y envasados. Por ello, es importantísima la información que recibe el consumidor a través del envase y la que le damos los especialistas en nutrición, por ejemplo, en Grupo Virtus.

“El etiquetado” que aparece en los envases de alimentos está regulado. Si leyésemos con atención la lista de ingredientes y la tabla de información nutricional, esa información sería suficiente para elegir el producto más saludable. Sin embargo, la falta de tiempo, la falta de conocimiento o de formación del consumidor con respecto al etiquetado y la confusión que en algunos casos genera éste, provoca que la mayoría lo pasen por alto. Por ello era necesario resumir toda la información esencial del etiquetado en un esquema o logotipo que resultase más intuitivo o fácil al consumidor, en definitiva, Nutri-Score.

¿Qué es Nutri-Score?

Se trata de un logotipo que utiliza un algoritmo que valora las aportaciones nutricionales positivas y negativas por cada 100g de alimento y se le asigna un color y una letra dependiendo del resultado.

  • Aportaciones nutricionales positivas: fibra, proteína e ingredientes naturales como la fruta, verdura, legumbre, frutos secos, aceite de oliva, colza y nuez. Se corresponden con las letras A, B y el color verde (más intenso o apagado). En definitiva, los alimentos de mejor calidad nutricional.
  • Aportaciones nutricionales negativas: calorías, grasas saturadas, azúcar y sal. Se corresponden con las letras D, E y los colores naranja y rojo. Es decir, alimentos de baja calidad nutricional, por lo que su consumo debería ser esporádico.

A (Verde oscuro) = Excelente calidad nutricional
B (Verde clarito) = Buena calidad nutricional
C (Amarillo) = Calidad nutricional aceptable 
D (Naranja) = Mala calidad nutricional 
E (Rojo) = Muy mala calidad nutricional

¿Qué es más saludable, un tomate o una pizza? Probablemente todo el mundo responda que el tomate. Pero si planteamos la pregunta ¿Qué pizza es más saludable? Obtendríamos varías respuestas porque al consumidor le resulta difícil identificar la pizza más saludable. Por lo que Nutri-Score permite comparar:

  • Alimentos de la misma categoría, pero con diferente composición: por ejemplo, al comparar entre todos los tipos de galletas que existen en el mercado;
  • Alimentos de la misma categoría e igual nombre, pero de marca diferente: por ejemplo, entre las galletas digestive integrales con chocolate de diferentes marcas;
  • Alimentos en categorías diferentes pero consumidos en las mismas circunstancias: por ejemplo, para elegir un alimento para el desayuno podríamos comparar entre pan de molde, cereales, galletas, biscotes, etc.

Ahora que profundizas en el mundo del etiquetado de los productos, ten en cuenta que todo tiene limitaciones. Así, Nutri-Score no tiene en cuenta en su algoritmo los aditivos, pesticidas o grado de transformación del alimento.

Incluir los aditivos sería un proceso muy complejo por la diversidad de estudios existentes con resultados diferentes. Por lo tanto, si nos encontráramos con 2 productos clasificados en la misma categoría, por ejemplo, la B (verde claro) el de elección sería aquel con menos aditivos.

Algunos aspectos negativos de este sistema son, por ejemplo, la comparación que se realiza entre la categoría obtenida por el aceite de oliva y un refresco sin cafeína y sin azúcares añadidos pero edulcorado, quedando mejor posicionado el refresco que el aceite de oliva. Ya está demostradísimo, con multitud de estudios, lo beneficioso del aceite de oliva para la salud, pero no hay que olvidar la recomendación de su consumo moderado por el alto contenido calórico al tratarse de una grasa. En este ejemplo es importante recordar que este logotipo nos permite comparar productos que, aunque sean de diferentes categorías tengan un mismo fin. La persona que quiere comprar un producto graso para cocinar o aliñar una ensalada no va a compararlo con un refresco, lo comparará con, por ejemplo, aceite de coco y mantequilla, siendo el aceite de oliva el que mejor posicionado está en el semáforo. Mientras que si lo que desea es adquirir un refresco comparará entre las bebidas, encontrando que el agua está incluida en la categoría A y los refrescos normales azucarados en la E, por lo tanto, será mejor elección, evidentemente el agua y a continuación el refresco con cero azúcares añadidos.

Así que, por ahora, Nurti-Score es el único logotipo de estas características que ha seguido todas las etapas de validación impuestas por la Organización Mundial de la Salud. Lo validan más de cuarenta publicaciones científicas, que ha sido aprobado por la Agencia de Seguridad Alimentaría, por Comités de expertos en Nutrición y por Asociaciones Científicas y de Consumidores. Si quieres profundizar en el mundo del etiquetado, el equipo de nutrición de Grupo Virtus te espera para poder mejorar tu alimentación y combatir la obesidad. Y recuerda que los alimentos más saludables son los naturales y frescos y estos son los que debemos priorizar.

Dña. Pilar Puértolas Barrado

Nutricionista en Centro Médico Complutense (Grupo Virtus)