banner coronel baños

El Gobierno de PP y Cs tiene cerradas 2.966 camas de hospitalización en Madrid

Salud
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Comisiones Obreras ha denunciado este lunes que el Gobierno la Consejería de Sanidad del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso (PP) e Ignacio Aguado (Ciudadanos) tiene cerradas 2.966 camas de hospitalización.

La decisión de tener estas camas sin uso equivale a tener cerrados tres hospitales: La Paz, el Gregorio Marañón y el Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes. Entre los tres tienen asignada un millón de tarjetas sanitarias para atención especializada en la sanidad pública.

El sindicato ha aseverado que en 2012 el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) tenía 15.531 camas funcionando en la región, mientras que actualmente solo funcionaban 12.565, es decir, 2.966 están cerradas, a pesar de los datos que indican “deterioro asistencial e incremento de las listas de espera”.

Según los datos del propio Gobierno del PP y Ciudadanos, que CCOO considera que no son transparentes, los ingresos totales desde el año 2010 en los hospitales del SERMAS han aumentado un 7,95 por ciento, las urgencias totales un 21,48 por ciento, la población con derecho a asistencia pública sanitaria ha crecido un 6,73 por ciento y la plantilla de empleados públicos de la sanidad de Madrid ha disminuido casi un 5 por ciento, lo que indica claramente porque no se ataja el problema de la demora en los principales servicios sanitarios.

El aumento en consultas externas en todo Madrid, desde que empezaron a gobernar juntos el PP y Ciudadanos, es de un 8%. El número de pacientes que esperaban cuando llegó al poder Isabel Díaz Ayuso era de 406.358, con una demora de 35 días. Ahora para asistir a la primera consulta de un especialista tienes que esperar 40 días, y el número de pacientes ha aumentado en más de 35.000, ahora son 441.804 los que están en esa situación.

Así lo han puesto de manifiesto la secretaria general de CCOO Sanidad Madrid, Rosa Mª Cuadrado, y el secretario de Acción Sindical, Mariano Martín-Maestro, en un acto organizado por el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes y CCOO para abordar la situación de la sanidad pública en la zona Norte de Madrid, especialmente castigada por el Gobierno del PP y Ciudadanos.

Más de 3.000 pacientes esperando cirugía

El Hospital Infanta Sofía es uno de los que peores datos presenta, con más de 300.000 tarjetas sanitarias asignadas. Tiene una demora de un año en las citas para ecografías, según las últimas emitidas en los centros de salud de Atención Primaria adscritos a este hospital. Se están dando para marzo de 2021. La lista de espera quirúrgica ha aumentado un 10 por ciento desde junio de 2019, fecha en la que Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado se coaligaron para gobernar en Madrid. Casi 3.500 usuarios esperan para ser operados en este hospital. La lista de espera que cuantifica el Portal de Salud de la Consejería, es de 3.430 pacientes para intervención quirúrgica, con una demora media de 72,74 días, aunque estos datos son solo los que se reconocen oficialmente.

Asimismo, el retraso en las pruebas diagnósticas ha subido un 12,53%, de junio a diciembre de 2019. El número total de pacientes en lista de espera para pruebas diagnósticas era de 12.192, con una demora media de 71,28 días. Ejemplo de ello son las gastroscopias, que no se hace ninguna antes de tres meses desde su prescripción. Hay pendientes de realizar 1.045.

En la misma fecha los pacientes que esperaban ir a consultas externas con un especialista en este hospital eran 19.543, con una demora media de más de un mes. A esas consultas con especialistas les deriva su médico de primaria porque considera que existen indicios de patologías que necesitan de la intervención de un médico especializado. Según los datos globales de listas de espera en todo Madrid, en la zona Norte la espera representa casi el 5% de total de la región.

A esto se suma que el total de camas de hospitalización que tiene este hospital es de 269, 14 menos que en el año 2012. Y que desde que se inauguró hay un ala del centro, la Torre 4, que nunca se ha llegado a abrir y equivale a tres plantas de hospitalización así como un espacio para Unidad de Cuidados Intensivos de Cardiología, que supondría el incremento de al menos 90 camas más, en habitación con una sola cama.

CCOO recuerda que el Hospital Universitario Infanta Sofía fue uno de los 6 hospitales que el PP madrileño privatizó y cuya asistencia sanitaria fue revertida tras una sentencia judicial promovida y ganada por CCOO en 2016. Sin embargo, hay muchos servicios cuya externalización nunca fue revertida. La construcción y el coste de hospitales como el Infanta Sofía que entregaron a la explotación privada quedó amortizada en 2015, 10 años después de su construcción y, sin embargo, Esperanza Aguirre y Javier Fernández Lasquetty (actual consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid), ambos del Partido Popular, entregaron la concesión y la gestión durante 30 años, por lo que el sobrecoste con respecto a la construcción y gestión pública se incrementa y multiplica por ocho veces. Una investigación judicial en marcha, en la actualidad, está dirimiendo si parte de esos sobrecostes se desviaron a la financiación irregular del Partido Popular en Madrid.

“El sector de la Sanidad es especialmente vulnerable a la corrupción, ha asegurado Rosa Mª Cuadrado, y seguimos viendo como a pesar del código de buenas prácticas y transparencia, existe un gran número de fraccionamiento de contratos en la sanidad pública madrileña para evitar controles y auditorías que garanticen la transparencia. Cuadrado ha lamentado que no exista una estrategia anticorrupción global en el sector sanitario español porque ahí radica gran parte del problema”.

 

CONTINUAR...