BANNER PSOE DIARIOCOLMENAR

"¿CUÁNTO FALTA PARA LLEGAR?"

Salud
Typography
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

VIAJAR SEGUROS CON NIÑOS

MOVERSE EN FAMILIA ES UNA AVENTURA. RESULTA ALGO DIFÍCIL -LA PACIENCIA DEL PROGENITOR MÁS TRANQUILO SE PONE SIEMPRE A PRUEBA- Y, A VECES, NI LOS MAYORES SABEN DE QUÉ MANERA DEBEN Y PUEDEN VIAJAR LOS PEQUEÑOS. PARA QUE SU SEGURIDAD SEA LO PRIMERO, PON EN PRÁCTICA ESTAS INDICACIONES.

Circular por la autovía con las cuatro ventanillas del coche bajadas por el calor sofocante en pleno agosto. Los cuatro peques en los asientos traseros, el maletero lleno, a punto de reventar, y sin apenas visibilidad en el retrovisor central. La baca con las bicis y la tele bajo los pies. Atrás quedó esta imagen típica de nuestra infancia al inicio de las vacaciones de verano.

Hoy en día, viajar con niños de esa forma sería impensable. Sobre todo por seguridad: los menores de 12 años deben ir con un sistema de retención infantil. Pero también porque hay vida más allá del automóvil para desplazarse en viajes, cortos y largos, incluso con bebés. Sea cual sea el medio de transporte elegido, lo importante es que los menores viajen cómodos y seguros. ¿Cómo conseguirlo? Veamos lo que se requiere para cada medio de transporte.

EL PREFERIDO: EL COCHE.
Este verano en las carreteras españolas se producirán cerca de 90 millones de desplazamientos. En muchos de ellos irán niños. La Dirección General de Tráfico (DGT) recuerda que en los vehículos de hasta nueve plazas, si los pequeños miden menos de 1,35 metros, deberán ir en los asientos traseros y utilizar un sistema de retención infantil (SRI) homologado y adaptado a su talla y peso. La normativa permite tres excepciones: cuando el vehículo no disponga de asientos traseros, cuando estos estén ocupados por otros menores o cuando no sea posible instalar en ellos un sistema de retención.


"Las sillitas infantiles son la mejor vacuna", definen Fundación Mapfre y la Federación de Asociaciones de Matronas de España en la guía Bebés y niños seguros en el coche. El uso de sillas para automóviles reduce en un 75% las muertes y en un 90% las lesiones, según la DGT. Y los daños no son menores: hasta los 2 años, los más frecuentes afectan al cuello; entre 2 y 4 años, a la cabeza, y de 4 a 10 años, al abdomen. "La mayoría de los padres y las madres sientan a sus hijos en sistemas de retención. Lo preocupante es que dos de cada tres sillitas se utilizan incorrectamente", advierte la guía.

Instalar un asiento infantil mirando hacia atrás en un puesto con airbag frontal activo o sujetar la sillita dejando excesiva holgura constituyen algunos de los errores más frecuentes. El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, en su campaña 12 meses, 12 consejos de salud, aborda una serie de recomendaciones. Entre ellas, utilizar un reposacabezas situado a la altura adecuada y colocar accesorios en las sillitas para evitar malas posiciones de la cabeza cuando se queden dormidos.

Es fundamental que viajen con cinturones ajustados a la talla y tamaño del niño "evitando que quede poco sujeto o, por el contrario, el cinturón ejerza demasiada presión", matiza José Santos, su secretario general. Esto incluye evitar colocarles con ropa muy voluminosa, pues pueden escurrirse con facilidad en caso de impacto. Además, las sillitas tipo huevo (grupo 0) no son aconsejables para trayectos largos: permanecer en ellas demasiado tiempo puede ser perjudicial para la columna.

CONTINUAR...

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar