Publicidad

LLAMADA A LA CONCIENCIA

Salud
Typography
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Cepillado de Perros en el Parque de los Alcornocales.

Muchas veces el respeto a la naturaleza o las cosas comunes sólo empiezan de puertas a dentro de nuestra casa. Pero también es casa nuestra, la de todos, la naturaleza, el mobiliario urbano, los parques y jardines, la convivencia..en una palabra, el respeto por los espacios comunes donde tenemos que convivir en sociedad.

En el parque de los Alcornocales he observado alrededor de siete puntos donde los dueños de sus mascotas, especialmente de perros, los cepillan, abandonando los pelos en el lugar mismo donde lo realizan, con el consiguiente impacto visual e higiénico. Al igual que en la ciudad tienen obligación de coger los excrementos y depositarlos en una bolsa para su retirada de la vía pública, en el campo tienen que hacer lo mismo con los mechones de pelos que pueden ocasionar dificultades a personas que tengan alergias.

No solo hay que ser amantes de los animales, sino también amantes de la naturaleza y dejar el campo lleno de pelos no es buena práctica. Muchas son las mascotas que se pasean por el parque de los Alcornocales y sus excrementos no se recogen normalmente por estar en el campo. Puede pasar este hecho ya que el residuo biológico puede servir de abono si no lo hacen en los senderos habituales de paso, pero la suciedad como botellas de cristal, papeles, plásticos o mechones de pelo de perro, no se debe de permitir bajo ningún concepto. La conciencia ecológica y de respeto a la naturaleza y a todos los seres vivos, tiene que primar en todos los ciudadanos.

El cambio climático a nivel mundial, se está convirtiendo en uno de los problemas más graves con los que la humanidad se ha enfrentado jamás. La responsabilidad de ello obviamente son de los políticos y multinacionales que no respetan la biodiversidad de nuestro planeta ni buscan soluciones efectivas y eficaces para atajar la citada situación grave. Pero a nivel local, los ciudadanos debemos de contribuir un poco también con nuestro granito de arena a respetar nuestro entorno, nuestra nave Tierra ya que no tenemos ni repuestos ni ningún otro planeta al que poder trasladarnos.

Por ello, desde estas líneas, pido encarecidamente a los ciudadanos de Tres Cantos que pasean con sus mascotas o sin ellas por el parque de los Alcornocales, que lo cuidemos entre todos, que lo mantengamos limpio para nuestro disfrute y que no lo convirtamos en peluquerías caninas esporádicas porque pueden atentar contra la salud de las personas y la contaminación visual de nuestros espacios verdes.

PEDRO POZAS TERRADOS

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar