Publicidad

PRIMERO HABLEMOS EN CASA, LUEGO EN LA CALLE.

Columnistas
Typography

Valoración del Usuario: 2 / 5

Star ActiveStar ActiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

ESCENARIOS CONTROLABLES EN POLÍTICA MUNICIPAL.

Si son muchas las organizaciones políticas que descuidan su comunicación política externa, todavía son más las que se olvidan por completo de lo importante que es comunicar internamente.

Son innumerables las ocasiones en que un miembro de un equipo o entidad política, ante la información de un periodista sobre un asunto del propio partido, reacciona con cara de asombro al no saber nada de lo que le están comentando: se ha enterado por la prensa del asunto antes que por sus propios compañeros o medios de comunicación internos.

¿Te suena esta situación de algo? Apuesto a que si.

El asesor político, los gabinetes y equipos de comunicación se han centrado mucho más en trabajar en como informar de la gestión municipal o de las actividades del partido político correspondiente, que de establecer procedimientos y una metodología de trabajo en cuanto a medios y canales de comunicación tanto tradicionales como tecnológicos.

Otras veces, nos encontramos otra de las problemáticas frecuentes en el día a día: varios integrantes de una formación política, al acudir a un programa de radio y hablar sobre un tema, dan versiones diferentes; cada una ha bebido de una fuente distinta.

¿Lo has escuchado alguna vez verdad? Seguro que también.

EL PELIGRO DEL CIBERMENSAJE POLÍTICO.

La tecnopolítica, haciendo uso de las herramientas tecnológicas, también ha dado grandes alegrías y disgustos a los políticos, sobretodo en campaña política.

Un mensaje escrito en un grupo de Telegram o WhatsApp se puede interpretar de una u otra manera, información «confidencial» —que de confidencial no tiene absolutamente nada—. Lo que sí es muy probable, como patrón que se repite a menudo, es que cuando falla la comunicación interna, la externa está haciendo aguas.


COMO TRABAJAR LA COMUNICACIÓN POLÍTICA INTERNA.

La comunicación interna puede trabajarse en tres direcciones:

• Comunicación descendente, donde los mensajes fluyen en cascada desde la dirección o mandos políticos hacia los integrantes de este.
• Comunicación ascendente, aquella donde son los propios integrantes del partido quienes informan a sus superiores proponiendo mejoras para el partido, llevando sugerencias desde lo que perciben del ciudadano.
• Comunicación horizontal, donde emisor y receptor del mensaje están a la misma altura, participan por igual; los integrantes del canal están al mismo nivel jerárquico.

En estos tres escenarios, cualquier marca política tiene que tener dentro de su organización un manual de comunicación interna, compuesto por los procedimientos o protocolos de actuación a la hora de informar de cualquier tema concerniente o de interés para la agrupación política. Si somos capaces de redactar y trabajar un programa electoral ¿por qué no trabajamos también en un libro de instrucciones de como comunicar más eficientemente en política?

Uno de los frentes donde se evidencia más la inexistencia de una comunicación interna firme y ordenada es en las situaciones de gestión de crisis de un momento puntual de un partido político. Es en estos momentos cuando se nota la falta de metodología a la hora de aplicar un protocolo de actuación ante estas situaciones.

Personas de un partido publicando en sus portales de redes sociales lo que le han dicho de manera coloquial, contradicciones, incluso compañeros que se aventuran a comentar lo primero que se le ha venido a la cabeza y sin autorización o consenso por parte del resto de la organización.

QUÉ HACE UN POLÍTICO DIFERENTE, COMUNICAR MEJOR.

El partido político tiene que empaparse de una cultura orientada al cooperativismo informativo, sumado a la facilidad y acceso a la información. Informar desde dentro hacia afuera, tener al equipo de ventas y prescriptor del candidato informado y preparado al 100 % sobre los asuntos políticos correspondientes.

Si crees como político que el ciudadano de a pie no se da cuenta de los problemas de comunicación interna, lamento decirte que estás equivocado.

Comunicar es contar las cosas, ser prudente con lo que se comunica y ser participativo en todo aquello que se quiere transmitir a la ciudadanía. Primero hablamos en casa de nuestro argumento político, luego, cuando lo tengamos claro, ya podemos salir a contárselo a la gente.

Improvisar solo está al alcance de muy pocos, muy pocos.

Isaac Manuel Hernández Álvarez
Asesor Político
www.isaachernandez.es

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar