Ganemos propone que el Centro Cultural de La Estación lleve el nombre de Pedro Alonso Morajudo

Cultura
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

El Ayuntamiento de Colmenar Viejo aprobó por unanimidad en el Pleno de 27 de octubre de 2022 nombrar a Pedro Emilio Alonso Morajudo como Hijo Adoptivo de la Villa de Colmenar Viejo. Este nombramiento se hizo efectivo el 22 de noviembre de 2022, en la celebración del 518º aniversario del Privilegio de Villazgo de Colmenar Viejo, en un acto institucional en el Auditorio Villa de Colmenar Viejo en el que se entregaron los honores y distinciones aprobadas para conmemorar este “Día de Colmenar”. 

A pesar del reciente nombramiento, Colmenar Viejo perdió en la noche del 1 de enero de 2023 a su último Hijo Adoptivo. Una larga y dura enfermedad acabó con la vida de Pedro Alonso Morajudo en la Nochevieja.

Los méritos enumerados en el acuerdo de Pleno de octubre de 2022 justifican con creces el nombramiento de Pedro Alonso Morajudo como Hijo Adoptivo de Colmenar Viejo. Pero la contribución de Pedro Alonso Morajudo a Colmenar Viejo y, sobre todo, a la cultura contemporánea colmenareña, hacen necesario que este reconocimiento y homenaje del pueblo de Colmenar Viejo a un referente como él se amplíe. 

Dado que próximamente comenzará la construcción de un Centro Cultural en el barrio de La Estación, Ganemos Colmenar entiende que Colmenar Viejo debe recordar y homenajear a una figura tan importante para nuestro municipio y, en concreto, para la cultura contemporánea colmenareña, haciendo que Pedro Alonso Morajudo dé nombre a esta nueva instalación cultural.

Acuerdo de Pleno de 27 de octubre de 2022 por el que se acuerda unánimemente conceder a Pedro Emilio Alonso Morajudo el nombramiento de Hijo Adoptivo de Colmenar Viejo:

Pedro Emilio Alonso Morajudo, nacido el 2 de febrero de 1950, día clave en el calendario colmenareño, el día de La Vaquilla, pero en su caso fue en Segovia, por ser destino laboral de su padre.
Se crió entre Colmenar Viejo y Valladolid, donde estudió en un centro internado, al regresar su madre a su pueblo de origen tras la pérdida de su padre.
El corazón de Pedro se divide entre nuestro municipio y Lisboa, sin olvidar su Segovia natal y Valladolid, ciudad donde estudió. La figura de Pedro solo puede compararse con la de un humanista, un hombre de la cultura, del conocimiento, que como una de las mejores palancas de progreso en el municipio ha ejercido como profesor en el Colegio Público Virgen de los Remedios entre 1974 y 1976 y entre 1977 y 1984, director del Colegio Público Antonio Machado entre 1985 y 1991, y profesor en el Instituto de Educación Secundaria Rosa Chacel entre 1997 y 2010, también ha formado a muchos profesores del municipio en su etapa como asesor, y luego como director del Centro de Profesores y Recursos de Alcobendas. pero como se puede imaginar, su contribución a Colmenar no queda ahí. Pedro aprovechó, absorbió, en su etapa en Valladolid, cada oportunidad de conocer la cultura que tuvo y cada vez que venía a Colmenar la compartía y contagiaba a sus amigos Maribel y José Luis Santos, Pepe Tato, Miguel Ángel de Andrés… junto a los que emprendió múltiples proyectos culturales totalmente independientes dirigidos al municipio como la convocatoria en 1968 del primer certamen de arte con las modalidades de poesía, cuento, ensayo, trabajos manuales o pintura.

En 1969 incorporaron la fotografía, mismo año en que organizaron un primer Festival de la Canción, y que tuvo 4 ediciones. En 1970 fundaron el CIT, Centro de Iniciativas Turísticas, con el objeto de documentar, divulgar y recuperar fiestas populares. Desde esta asociación organizaron ligas deportivas, hicieron el concurso de carteles para las fiestas patronales de los años 73, 74 y 75, conciertos de música sacra, organizaron cabalgatas de reyes, pusieron en marcha viajes culturales por la Comunidad de Madrid y provincias limítrofes, concursos de pintura al aire libre, y emprendieron el camino hacia la recuperación de la fiesta de La Vaquilla hasta que lo consiguieron. Pedro también desde el 76, y en este caso junto a un grupo de artistas de la localidad e Ignacio Sanz, de la tienda de marcos Mily 2, pusieron en marcha los Encuentros de Arte, vigente hasta principios de los 90 y que además de los encuentros supuso la mayor inversión en arte por parte del Ayuntamiento de Colmenar Viejo, hoy patrimonio de todos.

Entró en Política para poder desarrollar muchos de los proyectos iniciados y otros nuevos, primero como director de servicios del área de cultura y festejos, y luego como concejal, y de su mano comenzó a celebrarse la feria del libro que atrajo a escritores como Gloria Fuertes, el fortalecimiento de la fiesta de La Vaquilla con concurso, con pregoneros como Forges, Caro Baroja, Domingo Ortega… Encuentros con las Artes, la celebración del Vº Centenario de la construcción de la basílica en la que hubo incluso un recital de Joan Manuel Serrat. Participó en el germen de la recién extinta Asociación Cultural El Pico San Pedro y posteriormente en la misma, como miembro del comité de redacción de sus Cuadernos de Estudio.

Suya es la idea de tener un museo interactivo, en el que el arte fuese una experiencia y con esa idea se redactó el proyecto del Centro Cultural Pablo Ruiz Picasso. Tal y como él mismo reconoce, le gusta meterse en líos, y en la actualidad escribe un libro, que empezó siendo una conferencia, sobre El Guernica, su sancta sanctórum, y trabaja en diferentes propuestas para conmemorar el 50 aniversario de la muerte de Picasso tanto con la concejalía de Cultura como con el Museo Reina Sofía, del que es voluntario desde su jubilación.