banner censura diariocolmenar

Presentación Valium 10 en la vicaría

Cultura
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

El público llenó el salón de actos de la Casa Regional de Castilla La Mancha en la ciudad de Madrid el pasado sábado 27 de noviembre, para asistir a la presentación de la nueva novela de Mar Echenique, Valiun 10 en la vicaría, finalista del concurso de novela negra “Sed de mal” convocado por la Editorial Atlantis, en el marco del Festival de Octubre negro de Madrid.

A pesar de los atascos, de las calles concurridas por el black Friday, y de que ni el metro ni el Cercanías paraba en SOL, más de cien personas, entre las que se encontraban autores literarios de la talla de Germán Sánchez Espeso, Premio Nadal de Literatura, consiguieron llegar a las 7:30 pm a la Casa Regional de Castilla La Mancha, situada a cincuenta metros de la Puerta del Sol, para asistir a la presentación que corrió a cargo de Carlos Nuño, vecino de Tres Cantos. Carlos Nuño ha ejercido durante más de cuarenta años como profesor de lengua y literatura, es activo participante del grupo literario “Encuentros” y actualmente enseña Poesía española en la Universidad Popular de Tres Cantos.

Carlos Nuño centró su presentación en la sencilla y fluida prosa de la autora Mar Echenique, desnuda de artificios, que introduce al lector, a través de las casi doscientas páginas de extensión de la novela, en una historia de perspectivas y contrastes, que se desarrolla a principios del siglo XXI en Madrid, ciudad de la que la autora se considera hija adoptiva a pesar de sus orígenes donostiarras; pero en la que cobra especial relevancia un dramático suceso acontecido en el mes de enero de 1959 en el pueblo de Ribadelago (comarca de Sanabria, provincia de Zamora).

Ante la pregunta de Carlos Nuño acerca de la nostalgia de la infancia perdida que sufre la inspectora Valeria Pereira, protagonista de la novela, la escritora Mar Echenique respondió: “Creo que todos sentimos esa añoranza de un tiempo ingenuo, en el que desconocemos todo acerca de la vida, desconocemos sobre todo que vamos a morir. Tomar conciencia de la muerte, de que nuestras vidas son insolentemente cortas es algo que nos hace evocar con melancolía esa patria de la infancia, ese paraíso perdido en el que inconscientemente creíamos que viviríamos para siempre.” 

 

Otro tema que se abordó fue el del feminismo, la discriminación hacia las mujeres en el mercado laboral y la sensación de inseguridad que tienen muchas mujeres que desempeñan oficios tradicionalmente considerados como masculinos, como es el caso de la protagonista de la novela, la inspectora de policía Valeria Pereira. En este sentido Carlos Nuño leyó el siguiente fragmento del libro que hace referencia a las reflexiones de la protagonista: 

“Darle vueltas al tema de mi valía profesional era algo que me sucedía casi todos los días y que siempre derivaba en la inquietud y la curiosidad por conocer si se trataba de algo común a la mayoría de las personas. Quizá los cirujanos eminentes, los arquitectos afamados, los respetados catedráticos…, quizá, en su interior, también dudaban, ¿o era algo que nos pasaba sobre todo a las mujeres, como miembros advenedizos de este mundo competitivo, que hasta hace muy poco nos estaba vedado por completo?

Pensé en la historia de mi madre, en la de mis abuelas, mis tías, esas antecesoras familiares a las que nunca llegué a conocer en persona, pero cuyas vidas me sabía casi al dedillo…amas de casa, esposas, madres…, que jamás obtuvieron ningún reconocimiento externo, y me temo que tampoco, o al menos muy escasos, internos…

¿Ellas también dudarían? ¿pensarían que no eran lo suficientemente buenas cuidadoras, cocineras, niñeras…? Quizá no, es probable que ellas tuvieran la seguridad de que ejercían bien su papel. Al fin y al cabo, no eran unas intrusas. Hacían lo que durante generaciones habían hecho siempre las mujeres. Y no podían tener razón alguna para creer que hubiera hombre en el mundo capaz de desempeñar sus faenas mejor que ellas mismas.

Al contrario, las mujeres de entonces parecían estar convencidas de que sus compañeros masculinos eran un conjunto de inútiles en lo concerniente a las tareas domésticas. En ese ámbito, bien podría decirse que eran ellas las que tenían la sartén por el mango. Sonreí al pensar en ello, sí, la sartén, y la cazuela, la bayeta, la colada, la fregona, la caca de los bebés, la fiebre… ¡¡¡Un sinfín de agradables y enriquecedoras faenas por el mango!!! Y la cocina como su altar, su único reino.”

presentacion libro Valium 10 2Presentación de Valium 10 en la vicaría, el profesor Carlos Nuño y la autora donostiarra, Mar Echenique. 27 de noviembre de 2021.

 

Publicidad
Publicidad