banner censura diariocolmenar

Fernando Fernán Gómez. Centenario del nacimiento del director ácrata del cine español

Cultura
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Este año se cumple el centenario del nacimiento del director de cine Fernando Fernán Gómez, un personaje que va unido al arte cinematográfico español. Nacido según su historia familiar en Lima (Perú), aunque en su partida de nacimiento reflejara Buenos Aires (Argentina), debido a que su madre, que era la actriz Carola Fernán Gómez, se encontraba de gira artística por América Latina.

No reconocido jamás por su padre, el también actor Fernando Díaz de Mendoza, fue criado por su madre y su abuela en España. Comenzó a estudiar Filosofía y Letras justo antes de estallar la Guerra Civil española, por lo que tuvo que dejar sus estudios universitarios y se inició en su verdadera vocación profesional como actor de teatro. Se inició junto a otros futuros profesionales como Manuel Aleixandre recibiendo clases en la Escuela de Actores creada por la CNT en Madrid durante los años del conflicto bélico, y de hecho en su archivo personal aún se conserva su carnet de anarcosindicalista en aquella época. Se estrenó como profesional del teatro en 1938 en la compañía de Laura Pinillos; donde lo descubrió Enrique Jardiel Poncela, quien le dio su primera oportunidad en una de sus obras como actor de reparto dos años después en 1940. Ese dramaturgo adaptó para él un papel, el de Peter el Pelirrojo, en la obra Los ladrones somos gente honrada, estrenada en el Teatro Calderón de Madrid en 1941.

Durante los años del Franquismo se consolidó como actor de cine fundamentalmente, participando en decenas de obras cinematográficas tanto de comedia como drama que le llevaron a tener un gran reconocimiento y fama a nivel estatal. Con el paso de las décadas perfeccionó su innata vocación actoral, pero también desarrolló su ingenio como creador de películas y guiones de teatro. En su dilatada trayectoria artística dejaba continuados guiños al mundo libertario que siempre valoró y atesoró en su corazón. Tanto es así, que regresó como afiliado de la CNT tras su legalización, y caminando biográficamente desde 1973 junto a su compañera de vida, Emma Cohen, ambos participaron en el mítin de Montjuïc de la CNT en Barcelona en 1977. Durante su dilatada vida continuó defendiendo las ideas anarquistas hasta en su muerte el 21 de noviembre de 2007. Fue muy simbólico en su funeral ver desfilar a destacados líderes políticos españoles y muchas personas del mundo de la cultura y el cine ante su féretro cubierto por una bandera rojinegra.

En este año 2021, además, la editorial Capitán Swing, reeditó El tiempo amarillo, la memorias personales de Fernando Fernán Gómez, un actor conocido genuinamente por sus dos apellidos, que son ambos maternos, una rareza de un personaje que a nadie dejaba indiferente. Recordado por muchos como ese abuelo gruñón y cascarrabias en que se encasilló su personalidad mediática, tenía una concepción individual y libertaria del mundo cómico. Alguien que levantaba sus brazos y entrelazaba sus manos como saludo en público en la entrega de los Premios Goya del cine, un gesto que simboliza el concepto del apoyo mutuo.

CONTINUAR...