banner censura diariocolmenar

Jueves, 18 Agosto 2022 18:48

EL VALLE DE LOS REYES Nº 3

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

VIENE DE UN ARTÍCULO PREVIO.
En los datos aportados se dice que: En la época del Imperio Nuevo (c. 1570-c. 1069 a. C.), el robo de tumbas se había convertido en un alcance casi epidémico. Aunque medidas como puertas falsas y laberintos habían sido parte de la construcción de tumbas desde el Reino Antiguo (c.2613-2181 a. C.), no fueron efectivas para evitar que los ladrones llegaran a la cámara funeraria y los vastos tesoros que se dejaron allí con los difuntos.

Uno obtiene una comprensión de cuán grande era exactamente la riqueza de estas tumbas cuando se consideran los tesoros de la tumba de Tutankamón descubiertos por Howard Carter en 1922 EC. Tutankamón murió antes de los 20 años y aún no había acumulado el tipo de riqueza que un rey como Zoser (c.2670 a. C.) o Keops (2589-2566

Veamos: ¿Para qué una civilización venida de las estrellas, que es inmortal, con una tecnología que tal vez este un millón de años por delante de la nuestra va a acumular todos esos enseres para llevárselos a la tumba? Está claro que todas esas riquezas eran de familias poderosas que en alguna época quisieron enterrar a sus seres queridos en esos lugares. 

Lo que sería muy interesante saber con certeza es si esos enseres encontrados en la llamada tumba de Tutankamón, son de los verdaderos constructores o de épocas posteriores. Pues no parece que en la época que da la egiptología pudiesen construir carros con ruedas y sobre todo esas dos extrañas dagas encontradas en esta tumba, una de las cuales tiene hoja de acero y lo más extraño es que la empuñadura tiene un material parecido al metacrilato que se ha analizado y no se ha sabido de que material se trata. 

Lo que abre la posibilidad de que muchas riquezas que hay en los museos y colecciones sean objetos de los verdaderos constructores. Yo puedo dar fe que una especie de cabina metálica que vi en el museo del Louvre era de los verdaderos constructores, ya que tenía desperfectos ablandados, para inutilizarla.

En los datos aportados se dice: Deir el-Medina era una comunidad planificada. Fue fundada por Amenhotep I (c. 1541-1520 a. C.) específicamente para los trabajadores de las tumbas reales porque la profanación y el robo de tumbas se habían convertido en una preocupación seria en su tiempo. 

Veamos: La datación que dan de este lugar es inventada, así como la de todos los templos de Egipto. Y contradice los que nos están indicando las tres pirámides de Guize, las cuales coincidían en la vertical de las tres estrellas del cinturón de Orion hace 12.500 años. Y también la mirada de la esfinge coincidía con la constelación de Leo en la misma era. Esto son dos marcadores estelares que nos indican cuando fueron construidas; no solo esas tres pirámides y la esfinge, sino todos los templos y pirámides de Egipto. Este es un conocimiento que no podían tener los antiguos egipcios de la edad de piedra, que tampoco serían capaces de construir y orientar esas moles piramidales. Pero teniendo en cuenta que todo este tipo de construcciones que están por todo el mundo se estaban construyendo al mismo tiempo, y puesto que todas están sin terminar de construir, también se aborto la construcción en todas ellas al mismo tiempo como ya hemos visto en anteriores capítulos, Podemos decir que las tres pirámides están datando a todo este tipo de construcciones enigmáticas que están por todo el mundo.

 También en los datos aportados se dice que: La comunidad se dispuso en un patrón de cuadrícula rectangular rodeada por un muro de protección y ocupó un área de 1.4 acres (5,600 metros) con 68 casas dentro del muro y otras, pertenecientes a trabajadores menos calificados, ubicadas en las laderas de las montañas en el exterior. 

Había una entrada principal en el muro norte con una “caseta de guardia” al lado y otra en el sur. Los académicos debaten el propósito real de la estructura de la «caseta de guardia». Aunque parecería ser una caseta de guardia real, puede haber servido para otro propósito. Hacia el este y el oeste estaban los cementerios de los trabajadores y, como era de esperar, estos presentaban muchas tumbas hermosas y elaboradas.

Las casas estaban muy juntas para aprovechar al máximo el espacio disponible. El pueblo estaba situado, literalmente, en medio del desierto para separar a sus ocupantes del resto de la población. El sitio era el terreno llano en el fondo del valle que era bastante limitado en lo que se refiere a la construcción. 

Veamos: Había una entrada principal en el muro norte con una “caseta de guardia” al lado y otra en el sur. Los académicos debaten el propósito real de la estructura de la «caseta de guardia». Aunque parecería ser una caseta de guardia real, puede haber servido para otro propósito. 

Esa caseta a la que se refieren es nada menos que una pirámide, como las pirámides Nubias. Además resulta que esa supuesta caseta está en un estado de construcción más  adelantado que las supuestas 68 casas donde habitaban los trabajadores menos cualificados, que están en un estado más incipiente. 

Esas supuestas casetas tendrían las mismas funciones que las pirámides de Egipto y los templos, de haber sido terminadas. Y desde luego estaban siendo construidas con la misma tecnología alucinante. Y por supuesto el resto de construcciones donde la egiptología dice que habitaban los trabajadores también pertenece a este tipo de construcciones como las pirámides.

También se afirma en los datos aportados que: Sin embargo, como en cualquier comunidad de seres humanos, también hubo robo, deshonestidad e infidelidad. Una inscripción de ostraca cuenta la historia de un trabajador llamado Paneb que se involucró con varias esposas de otros hombres. La denuncia dice:

Paneb se acostó con la dama Tuy cuando ella era la esposa del obrero Kenna. Se acostó con la dama Hel cuando ella estaba con Pendua. Se acostó con la dama Hel cuando ella estaba con Hesysunebef, y cuando se acostó con Hel, se acostó con Webkhet, su hija. Además, ¡Aapekhty, su hijo, también se acostó con Webkhet! (Snape, 85 años)

Rafael Alfonso Alfaro García.

Visto 2569 veces

Lo último de Rafael Alfonso Alfaro García

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.