banner censura diariocolmenar

Domingo, 10 Julio 2022 15:14

PERSEPOLIS Nº 2 

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

VIENE DE UN CAPÍTULO PREVIO. Vía de las procesiones y Puerta inacabada[editar]

Bordeando de oeste a este la parte norte de la terraza, la vía de las procesiones lleva de la puerta de todas las naciones a una construcción similar: la Puerta inacabada, también llamada el Palacio inacabado, llamada así porque no estaba acabada cuando la destrucción del sitio por Alejandro. Esta puerta se encuentra en el ángulo nordeste de la terraza, y tiene cuatro columnas. Desemboca en un patio que se abre sobre el Palacio de las 100 columnas. La rodeaba un doble muro por sus dos lados, protegiendo la Apadana y los palacios particulares de las miradas. Hoy solo queda la parte baja de estos muros, pero algunos piensan que alcanzaban la altura de las estatuas de lammasus. Puede observarse, en una estancia en un lado de la vía, dos cabezas de grifos parcialmente restaurados que parecen no haber estado sobre las columnas, quizás destinados a una construcción ulterior.50

Apadana (o Sala de audiencias de Darío)[editar

La Apadana fue construida por Darío el Grande. La fecha del comienzo de su erección sería 515 a. C., según dos tablillas de oro y de plata encontradas en los cofres de piedra insertados en los cimientos. Darío había hecho grabar su nombre y el detalle de su imperio. La construcción duró mucho tiempo y habría sido acabada por Jerjes I.51​ La Apadana es, con el Palacio de las 100 columnas, la más grande y más compleja de las construcciones monumentales de Persépolis. Se encuentra en el centro de la parte occidental de la terraza. Situada en un nivel alto, es accesible a partir de la terraza, por dos escaleras monumentales de doble rampas simétricas y paralelas, que flanquean el basamento de los lados norte y este.52

  Palacio[editar]

El palacio tiene una planta cuadrada de 60,5 m de lado. Consta de 36 columnas de las que trece están aún en pie. Las columnas, de cerca de 20 m de alto, fueron erigidas probablemente por medio de rampas de tierra que permitían llevarlas luego de colocar las piedras a la altura requerida. Las rampas debían ser elevadas a la vez que el avance de las columnas, después la tierra era evacuada.53​ Testimonian la influencia jonia: las columnas de la Apadana presentan el mismo diámetro y una altura similar a las del templo de Hera en Samos, además, presentan acanaladuras similares.54

El conjunto estaba pintado ricamente como lo atestiguan los múltiples rastros de pigmentos encontrados sobre las bases de algunas columnas, los muros y los bajorrelieves de las escaleras. El interior de la garganta de un león esculpido todavía posee distinto restos de color rojo. Cubiertos de una capa de estuco del que se han encontrado fragmentos, los muros eran adornados con colgaduras bordadas de oro, enlosados de cerámicas, y decorados con pinturas que representan a leones, toros, flores y plantas. Las puertas de madera y las vigas llevaban placas de oro, incrustaciones de marfil y de metales preciosos. Los adornos de los capiteles de las columnas difieren según su posición: toros para las columnas del vestíbulo central y del pórtico norte, y otras figuras de animales para los pórticos este y oeste.59,60​ 

El Imperio aqueménida

Protegida por su ubicación en el corazón del Imperio aqueménida, Persépolis no contaba con defensas sólidas. Además, la posición al pie del Kuh-e Ramât representa un punto flaco a causa del débil desnivel al este, entre la terraza y el suelo. Este lado estaba protegido por una muralla y por torres.8

La información acerca de la conquista y destrucción de Persépolis por Alejandro Magno procede principalmente de los textos de historiadores antiguos, especialmente Plutarco,9​ Diodoro Sículo,10​ y Quinto Curcio Rufo.11

Ciertos elementos arqueológicos corroboran sus juicios, pero su versión de la destrucción de la ciudad es discutida: Duruy la pone en duda, pues «vemos que poco tiempo después de la muerte del conquistador, el sátrapa Peucestas sacrifica allí a las almas de Filipo y de Alejandro».12

Según Plutarco, Diodoro Sículo y Quinto Curcio Rufo, la caída de Persépolis fue seguida de la matanza de sus habitantes y del saqueo de sus riquezas. Tiridatas, guardia del tesoro, hizo llevar ante Alejandro, cuyo ejército se acercaba, una carta de rendición en la que le ofrecía entrar en Persépolis como vencedor. De este modo, Alejandro podría hacerse rápidamente con las riquezas de la ciudad. Los textos, sin embargo, no mencionan su respuesta. Diodoro y Quinto Curcio Rufo se refieren, así mismo, al encuentro del ejército macedonio con un grupo de 4000 prisioneros griegos mutilados, o que habían sufrido malos tratos por parte de los persas, en camino hacia Persépolis.

CONCLUSIONES: 

En los datos aportados se dice que: 

El complejo palatino de Persépolis descansa sobre una terraza de 450 m por 300, y 14 m de alto, que presenta cuatro niveles de 2 m. La entrada desemboca en el nivel reservado a las delegaciones. Los barrios de los nobles están en un nivel superior. Los barrios reservados al servicio y a la administración están situados en el nivel más bajo. Los barrios reales están en nivel más alto, visibles por todos. 

Veamos: Aquí hay algo que chirria ya que en una superficie de 450 m. por 300 m. y 14 m. de alto pretenden meter Los barrios de los nobles están en un nivel superior. Los barrios reservados al servicio y a la administración están situados en el nivel más bajo. Los barrios reales están en nivel más alto, visibles por todos. ¡Demasiada gente y demasiados barrios para tan poca superficie! Pretenden convencernos que la gente o la ciudad que construyo Persépolis es esta. Como a poco que pensemos nos daremos cuenta que esto no encaja. Cabe hacernos otra vez la pregunta de ¿Dónde está la ciudad que construyo Persépolis? Y naturalmente nos estamos refiriendo a una ciudad de hace 12.500 años, construida con los mismos métodos y materiales que Persépolis y que también guarde el mismo estilo arquitectónico. Esa ciudad que obligatoriamente debería estar ahí, no está por ningún sitio, por la sencilla razón de que eso no es un palacio, ni una fortaleza, ni un templo, ¡Es otra cosa! Como ya sabemos por anteriores capítulos. 

También en los datos aportados se dice que: El lado este de la terraza está formado por el Kuh-e Rahmat, en cuya pared rocosa están excavadas las sepulturas reales que dominan el sitio. Los otros tres lados están formados por un muro de contención cuya altura varía de 5 a 14 m. El muro está compuesto por enormes piedras talladas, ajustadas sin mortero y fijadas por medio de clavijas metálicas. 

Veamos: Resulta que en el lado este de la terraza está formado por el Kuh-e Rahmat, en cuya pared rocosa están excavadas las sepulturas reales que dominan el sitio. Y no se menciona que esas supuestas sepulturas reales están sin terminar de construir. 

Y también dicen que: Los otros tres lados están formados por un muro de contención cuya altura varía de 5 a 14 m. El muro está compuesto por enormes piedras talladas, ajustadas sin mortero y fijadas por medio de clavijas metálicas. 

¿Y esto último no lo relacionan con lugares como; La Isla de Pascua, Egipto, Ollantaytambo, Sacsayhuaman, Puma Punku, El templo de Kailash, Las Pirámides de Centro América, y un largo etc. Donde sus piedras están unidas por clavijas y sin mortero?  

¿Cómo pueden la arqueología, la antropología y los historiadores oficialistas, estar tan miopes que no relacionan Persépolis, (donde también hay marcas de rayos), no solo con estos lugares, sino con todo este tipo de construcciones imposibles y anacrónicas que están por todo el mundo? La respuesta es que todos siguen la línea editorial de quien paga sus salarios, algo muy común en nuestra sociedad. 

 

También en los datos se dice que: El aterrazamiento final está realizado por medio de pesadas piedras unidas entre ellas por clavijas metálicas. En el curso de esta primera fase preparatoria, la red de drenaje y de abducción de agua es puesta en marcha, a veces tallada en la misma roca.13​ Los bloques han sido tallados y formateados con la ayuda de buriles y con herramientas mineras, permitiendo la fragmentación de las piedras en superficies planas. El levantamiento y posicionamiento de las piedras han sido asegurados por medio de maderos.39

Veamos: Dicen que en el curso de esta primera fase preparatoria, la red de drenaje y de abducción de agua es puesta en marcha, a veces tallada en la misma roca.

¿Tampoco relacionan este sistema de distribución de agua con absolutamente todo este tipo de construcciones maravillosas que están por todo el mundo? Como ya hemos visto este tipo de construcciones inexplicables están siempre relacionadas al agua, o han tenido agua, o siguen teniendo agua. En el caso de Persepolis deberían investigar de donde podía venir esa agua. Para lo que tendrían que darse cuenta que ese país o esa zona no era un desierto cuando se construyo Persépolis. 

Rafael Alfonso Alfaro García.

Visto 498 veces

Lo último de Rafael Alfonso Alfaro García

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.