banner censura diariocolmenar

Domingo, 05 Junio 2022 10:40

Día mundial del medioambiente: día de las mentiras

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Siempre lo mismo cuando llegan fechas señaladas como el día mundial del medio ambiente, día de los océanos el próximo 8 de junio, día mundial de la Tierra, de los manglares…..y un largo etcétera que solo sirve a los gobiernos de realizar comunicados  en contra del cambio climático, sin compromisos concretos y faltos de rigor. Mentiras envueltas en papel de caramelo de colores, donde lavan sus vergüenzas, sus negocios, sus brazos caídos para continuar como si tal cosa haciendo lo mismo y sin cambiar un ápice sus intereses propios y de aquellos que les cubren con paraguas económicos, donde más tarde muchos de ellos tendrán un sillón reservado.

El Secretario de las Naciones Unidas no deja de denunciar día sí y otro también, que los países deben tomar medidas de forma inmediata para controlar la destrucción de los recursos de nuestro planeta y sí no se hace de forma inmediata y con determinación estamos abocados  irremediablemente a padecer en un futuro próximo, graves consecuencias que derivarán en millones de muertos y desplazados en todo el planeta, pérdidas económicas de incalculable valor y destrucción de sociedades enteras. 

Se realizan reuniones internacionales para llegar a diferentes acuerdos que más tarde nadie cumple y que sólo sirve para seguir creando mentiras y engaños, a una sociedad desvalida y masacrada por las decisiones irresponsables de los gobiernos como estamos viendo en la actualidad, en la que decisiones diplomáticas con estrategias geopolíticas se están tomando sin importarles las consecuencias que se están derivando de ellas, la hambruna y el empobrecimiento mundial de la población. Y esta realidad, no ha sido como consecuencia a la imprudencia de los ciudadanos como acostumbran echar la culpa, sino de la irresponsabilidad más desdeñable, de la ambición más absoluta, de la falta de coherencia y respeto de la vida, de la inmadurez de sus acciones imprudentes y de los crímenes de lesa humanidad que se derivan de las decisiones imprudentes de los gobiernos y que nos están llevando al caos más absoluto.

La ciencia y sus representantes, han tardado en responder y en actuar ante lo que la sociedad civil demandaba desde hace décadas y el ecologismo de acción denunciaba constantemente. Hace treinta años nadie escuchaba a los grupos ecologistas que lanzaban sus voces ante lo que evidentemente estaba pasando. Los investigadores de las universidades callaban siendo cómplices del entramado que se estaba formando en contra de la biodiversidad de nuestro planeta.

Hoy, es todo lamento, pero quienes tienen que actuar y tienen esa responsabilidad, continúan sin hacer nada y solo en días señalados, es cuando sus voces nos mienten y de sus lenguas y dedos cruzados, dicen hacer sin hacer nada.

Los datos son innumerables y solo aquí señalaré algunos de ellos. A muchos ciudadanos en Madrid se les prohíbe utilizar el diesel que en su día compraron estafándolos y anunciando que eran ecológicos, gastaban menos y por lo tanto era el futuro. Hoy, esos vehículos aún estando en buenas condiciones y pasando la ITV en condiciones positivas, se les prohíbe circular por el centro de Madrid al no tener etiquetas y obligando a comprarse un vehículo nuevo con el gran costo en recursos naturales y contaminación en sus procesos de producción. Un engaño y una mentira que están haciendo pagar ahora a los ciudadanos. ¿No es más ecológico seguir manteniendo esos vehículos con las revisiones periódicas de gases que comprar uno nuevo?. Lo que se hace con esta medida es fomentar el gasto de recursos naturales y aumentar las ganancias de negocio de las grandes multinacionales del automóvil.

Un nuevo estudio reafirma que la UE y Estados Unidos son los mayores saqueadores de los recursos naturales, responsables de la mayoría de los daños ecológicos causados por el uso excesivo e insostenible de materias primas. La Universidad Autónoma de Barcelona lidera dicho informe de carácter internacional publicado en The Lancet, poniendo al descubierto los principales responsables de los daños ecológicos provocados por el uso excesivo de los recursos naturales del planeta. China le sigue en tercer lugar. Muchas de estas incursiones contra el medio natural se realizan en terceros países que son co-responsables por permitir el abuso en la extracción de diferentes recursos naturales mediante la corrupción de sus instituciones, la permisibilidad de las administraciones. 

China por ejemplo y según una investigación de Planeta Futuro/El País, haya las pruebas de extracciones ilegales de especies de árboles amenazados, minerales preciosos y metales estratégicos destinados al mercado mundial en la RDC. Además se denuncia que las concesiones de los citados recursos donde se extraen, se hallan protegidos por militares congoleños y en la obtención de oro, diamantes y metales raros, emplean mercurio en aguas que las comunidades usan para pescar, bañarse y beber, contaminando amplias zonas. Y no pasa nada. La Comunidad Internacional no pone fin a estas barbaridades. ¿Y cómo va a ponerlo, cuando la UE y EE.UU son los mayores saqueadores?.

El informe último del IPCC completo, menciona 28 veces La palabra “decrecimiento”, pero el resumen que se les entrega a los políticos, no se nombra esa palabra en ningún momento. ¿Cómo es posible que los políticos que son los que tienen que decidir y tomar medidas para evitar el cambio climático se les pase un resumen de las conclusiones del IPCC en lugar del estudio completo? ¿Quiñen está detrás de desinformación interesada y manipulativa que no deja ver la realidad de lo que está ocurriendo? ¿Qué intereses hay detrás de todo esto por parte de los lobbies de las multinacionales? ¿Para eso se mantienen a cientos de eurodiputados que no sirven para nada y no toman decisiones reales? 

No importan las advertencias de las Naciones Unidas que predicen que el mundo avanza como un sonámbulo hacia la catástrofe climática. Que hay que proteger a las poblaciones más vulnerables, que los países no se están ajustando a las exigencias en la lucha contra el cambio climático, que los desastres climáticos obligaron a desplazarse a unos 30 millones de personas en 2020, que el mundo no puede permitirse un juego de culpas climáticas…..sólo son palabras de un Secretario General de Naciones Unidas que nadie hace caso.

No se habla del metano que emiten los barcos propulsados con gas y que son 25 veces más potentes que el dióxido de carbón, ni de la industria del tabaco que destruyen 600 millones de árboles y 200.000 hectáreas de tierra, gastan 22.000 millones de toneladas de agua y producen 84 millones de toneladas de CO2 cada año para fabricar sus productos, según ha detallado la agencia sanitaria mundial. Tampoco se habla en España de la cantidad de centros de reciclaje que sospechosamente se incendian cada año ni del poco seguimiento que se hace a los mismos para saber si de verdad se cumple el ciclo de reciclaje. Se silencia también el impacto ambiental del transporte aéreo

Muchos otros temas seguramente quedan en el tintero y que más bien pronto que tarde habrá que sacar y denunciar. Pero la hipocresía por parte de los países, de los políticos, de las empresas o multinacionales sobre el día mundial del medio ambiente, es una mera  mentira hipócrita que atenta a la dignidad humana. Todos los hechos relatados y muchos más como el genocidio de los pueblos indígenas en la violación de sus derechos reconocidos y que son sistemáticamente negados y vulnerados para favorecer los intereses de las empresas y gobiernos, nos muestran sin lugar a dudas, de cómo somos engañados con mentiras y supuestas declaraciones que no llegan a nada.

Continuamente asistimos a las farsas intenciones de hacernos creer que nuestros gobiernos luchan por la conservación de nuestro único planeta. Pero sus quimeras y sus jornadas inventadas  y sus días internacionales, solo sirven para que el engaño cale más profundamente en la mente de los ciudadanos. Bochornoso y totalmente deplorable.

Sin embargo si crean leyes contra el cambio climático que afectan a los ciudadanos, haciéndonos responsables por nuestros gastos y usos, por utilización de plásticos cuando es responsabilidad suya, cobrándonos el agua mineral cediéndolo a empresas cuando el agua es un bien universal propiedad de la humanidad. El medio ambiente está mancillado por las voces nefastas de los gobiernos. Se apostó por el biodiesel y el aceite de palma que se sigue utilizando masivamente en la alimentación sin tomar medidas, sabiendo que es responsable de la destrucción de las selvas tropicales. Se apuesta por el coche eléctrico a sabiendas que ello va suponer la destrucción de más recursos naturales para sus baterías y la violación de los derechos humanos. Pero no importa, que todo sea por el día mundial del medio ambiente, o de los océanos, o de la biodiversidad, o de lo que sea. 

Visto 215 veces Modificado por última vez en Domingo, 05 Junio 2022 10:41

Lo último de Pedro Pozas Terrados

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.