Viernes, 27 Noviembre 2020 13:32

¿CUÁNDO EMPIEZA LA VIDA DE UNA PERSONA?

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

1)Para contestar a esta pregunta, tenemos que considerar cómo empezó la vida del primer hombre.

2) En el capítulo primero del Génesis, se dice: “Y creó Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó, y lo creó macho y hembra; y los bendijo Dios, diciéndoles: ‘Procread y multiplicaos […]’.” Génesis 1:27-28).

 

3) En ese relato, se dice que Dios creó al hombre y a la mujer; pero no se explica cómo los creó; esto se dice en el capítulo segundo del mismo libro, así: “Modeló Yavé Dios al hombre de arcilla y le inspiró en el rostro aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.” (Génesis 2:7), (Septuaginta, Stuttgart, 1935).

 

6) Es evidente que, según este relato, Dios no sopló sobre un animal vivo de los que había hecho antes de crear al hombre, y le dio el alma (como algunos dicen), sino que Dios sopló sobre la arcilla y le dio la vida; es decir, mediante un soplo, Dios dio vida a la materia mineral inerte y la transformó en materia orgánica viva.

 

7) No obstante, la Iglesia católica, queriendo armonizar esta enseñanza de la creación del hombre con la de la Evolución, afirma que Dios sopló, no sobre la arcilla como dice la Biblia, sino sobre un animal vivo (un “humanoide”), y le infundio el alma; y, desde entonces, cada vez que los padres procrean una nueva vida, Dios le infunde el alma; así lo dice un obispo: “Sobre el tema del alma, en clave evolucionista, debemos afirmar: […] que existió en la evolución del humanoide un salto ‘cualitativo’, por una intervención ‘especial’ de Dios, infundiendo en él la dimensión espiritual […] que en todas y cada una de las personas que vienen a este mundo existe una nueva intervención de Dios que ‘coactúa’ con y en la fuerza generativa de los padres. […] Dicha intervención se produce al mismo tiempo que el concurso de los padres, generadores de la nueva vida.” (Raúl Berzosa Martínez: Otra lectura de Atapuerca, pp. 188-189).

 

8) Es evidente que, a la luz de la Biblia, este obispo comete varios errores por querer armonizar la enseñanza de la Biblia con la Evolución:

1º) Dios no sopló sobre un ser vivo (un humanoide, como afirma este obispo), sino que sopló sobre la arcilla, como está expuesto en la Biblia.

2º) Dios no infundió el alma a la arcilla, sino que le dio la vida, como está dicho en el texto bíblico.

 

9) Por tanto, una vez que Dios dotó de vida a la materia mineral transformándola en materia orgánica mediante aquel sopló, esa vida se transmite por sí sola desde un hombre a otro sin la intervención de Dios; porque esa vida está siempre en la naturaleza humana desde que Dios se la dio una vez para siempre.

 

10) En efecto, un óvulo y un espermatozoide tienen vida propia antes que se junten; por tanto, cuando se juntan, no empieza una nueva vida, sino que lo que empieza es la formación de una nueva persona.

 

11) Por todo esto, la vida humana sólo empezó una vez para siempre, cuando Dios dio vida a la arcilla, y la convirtió en un ser vivo: un hombre con sus correspondientes instrucciones dentro de sus genes para que el hombre se reprodujera, desde entonces, sin cesar, como así sucede.

 

12) Por consiguiente, contestando a la pregunta del título de este artículo, podemos afirmar, teniendo en cuenta lo expuesto hasta aquí, que la vida de una persona, según la Biblia, empezó cuando Dios dio la vida a la arcilla; y, desde entonces, la vida humana está en las personas; y, cuando procrean, en el momento que el óvulo y el espermatozoide se unen, comienza una nueva persona, y no una nueva vida.

Visto 185 veces

Lo último de Pedro de Felipe del Rey

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.