Más Madrid Colmenar Viejo vota en contra de los Presupuestos municipales por encontrarlos poco sociales, ecológicos y feministas

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

 La formación madrileña presentó una serie de enmiendas que han sido todas rechazadas por el equipo de gobierno.
El pasado jueves se debatió el proyecto de presupuesto municipal para 2024 en el Pleno de Colmenar Viejo. Estos presupuestos fueron aprobados por el equipo de gobierno (PP + Vox) y los votos favorables del PSOE. Las dos concejalas de Más Madrid votaron en contra porque tal y como refieren, no quieren ser cómplices de unos presupuestos que no ponen los cuidados en el centro. 

En palabras de la concejala Estefanía García “Nosotras no hemos dado un paso al frente en la política para quedarnos cómodamente en la oposición durante años, sino que queremos transformar este municipio y por eso exigimos unos presupuestos valientes que estén a la altura de los retos actuales: defendiendo la transición ecológica, el feminismo, los cuidados, y, en definitiva, defendiendo las cosas del comer”.

En 2024 se ha duplicado el coste del tratamiento de los residuos sólidos urbanos y este impuesto pronto empezará a recaer en los vecinos y vecinas del municipio. Para Más Madrid, una medida urgente es la puesta en marcha del quinto contenedor para la fracción orgánica en el municipio y también la creación de una planta de compostaje; esta medida permitiría reducir el volumen de basura que llega al vertedero y comportaría una mejora en la salud y la economía de los colmenareños y colmenareñas. 

La formación madrileña ha exigido también al equipo de Carlos Blázquez que ponga en marcha de una vez por todas la zona de bajas emisiones en el municipio. Azucena de Prada, portavoz del grupo municipal Más Madrid explica lo siguiente: “Estamos en el tiempo de descuento para la zona de bajas emisiones. En lugar de cumplir la ley y contar ya con una zona de bajas emisiones, aquí en Colmenar vamos hacia atrás. Cada vez tenemos un pueblo más masificado de coches y un aire de peor calidad. Una solución sería realizar inversiones reales en la mejora de nuestras calles, en la peatonalización de zonas determinadas, como el centro del pueblo, que está lleno de coches, pero vacío de vida”. 

Además, Más Madrid considera que los presupuestos no incluyen medidas ambiciosas para transformar el centro del pueblo y para revitalizar el comercio local y el tejido social. Refieren que cuentan con un plan general de urbanismo que está convirtiendo Colmenar en una ciudad dormitorio y no se toman medidas contra esa situación.

Más Madrid declara que tiene un modelo de ciudad distinto al que defiende el equipo de gobierno en estos presupuestos. La formación madrileña quiere una ciudad de los 15 minutos como modelo de vida. Indican que para ello hace falta invertir más en transporte y en una buena planificación urbana y de los servicios municipales para que los vecinos y vecinas no pierdan su vida yendo de un lugar a otro.  Consideran que también habría que aumentar el gasto para un acceso cercano al ocio saludable y a la cultura.  Lamentan que el gasto en cultura disminuya un 6% pero que aumente un 25% en tauromaquia. 

También consideran que para poner los cuidados en el centro deben tener unas partidas presupuestarias sociales a la altura y que mientras se aumentan las partidas presupuestarias de festejos se disminuyen las de los servicios sociales. 

Por último, lamentan que los gastos de personal aumenten a costa de la subida salarial del equipo de gobierno mientras que la plantilla de funcionarios está cada vez más mermada. 

A pesar de chocar frontalmente con los presupuestos municipales propuestos, Más Madrid ha querido presentar una serie de enmiendas que incluían la creación de la planta de compostaje municipal y la zona de bajas emisiones, y partidas sociales y educativas como la de incorporar monitores de ocio para niños y niñas con discapacidad en los centros deportivos, asistencia para atención temprana y salud mental, atención al acoso escolar, incorporación de una partida específica para hacer inclusivos los parques del municipio y aumento de la subvención a la asociación defensora de los animales ADAAC. Todas ellas han sido rechazadas.