El Alcalde de Colmenar Viejo pretende subirse el sueldo sin hacer ruido

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Para llevar a cabo la pretendida subida de sueldo sin críticas de la oposición, el regidor ha tratado de chantajear a Ganemos Colmenar con el fin de obtener su voto favorable en la propuesta de fijar el sueldo del Alcalde en 72.500 euros anuales.

Ganemos Colmenar defiende que no es admisible que la subida del sueldo del alcalde sea de un 25% respecto al sueldo establecido en el anterior Pleno de Organización después de las elecciones de mayo de 2019, una subida muy superior a la de los empleados municipales. Carlos Gómez, portavoz de la candidatura vecinal afirma que “no vamos a votar que los políticos nos subamos el sueldo en una proporción infinitamente mayor a la experimentada por los trabajadores”.

El chantaje del Alcalde al portavoz de Ganemos Colmenar consiste en que, en caso de votar en contra de la subida de sueldo, no concedería a este Grupo Municipal la dedicación exclusiva que siempre ha correspondido al portavoz de los Grupos de tres o más concejales en las últimas legislaturas.

La candidatura vecinal entiende que el Alcalde no va a llevar a la práctica esta velada amenaza, y que se trata de una bravuconada y una práctica propia de aquellos que piensan que los votos se pueden comprar.

Al ser Colmenar Viejo un municipio con más de 50.000 habitantes, las dedicaciones exclusivas han pasado de 11 a 15, y sería una actitud antidemocrática y contraria a las costumbres de hace décadas, que el Pleno de este ayuntamiento, con los votos de PP y Vox, no otorgaran una de estas dedicaciones exclusivas a un Grupo Municipal con tres concejales.

Gómez denuncia que “eliminar las dedicaciones exclusivas supone dificultar la acción de fiscalización de la oposición, algo que es fundamental, y que Ganemos Colmenar vamos a seguir realizando con esfuerzo y honestidad, sin que nuestros votos puedan ser comprados”.

La Asamblea de Ganemos no está de acuerdo con la desmesurada subida de sueldos de Alcalde y concejales, pero lo más grave de la situación provocada por el Alcalde para aumentar la nómina de los miembros de la corporación sin ruido mediático, es que no ha dudado en chantajear a la oposición.

Otra de las críticas es que el Alcalde convoque el Pleno de Organización, en el que se deciden, entre otras cosas, el sueldo del Alcalde y las dedicaciones exclusivas, una vez celebradas las Elecciones Generales y más de un mes después de la constitución del Ayuntamiento, entendiendo que el motivo es el de que la impopular cuestión de la subida de sueldos no tenga repercusión mediática que pueda afectar al resultado electoral.

El portavoz de Ganemos Colmenar manifiesta que “hasta que no se convoque formalmente el Pleno de Organización y nos trasladen la propuesta por escrito no sabremos las dedicaciones exclusivas que propone el Alcalde, pero confiamos en que sus amenazas antidemocráticas no se lleguen a concretar en el papel porque sería una actitud totalitaria digna del mejor de los caciques”. “Ganemos no está en venta” concluye Gómez.