banner censura diariocolmenar

Santiago C. M. Una vida dedicada a los demás

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Valoración del Usuario: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

Si ser Guardia Civil es un trabajo que requiere de vocación de Servicio, de cierto sacrificio y de lealtad a la sociedad en la que se sirve, no cabe duda de que todos estos requisitos confluyen en el Subteniente de la Guardia Civil Santiago C. M. 

Santiago pasa a Retirado el próximo 25 de Julio, tras más de 45 años ininterrumpidos de Servicio en la Guardia Civil, 40 de ellos en Colmenar Viejo, localidad a la que llegó en un lejano mes de junio del año 1982 ostentando el empleo de Cabo 1º como jefe del Equipo de lo que entonces se llamaba Investigación y Atestados (antecedente de lo que posteriormente sería la Policía Judicial) 

Santiago fue cambiando de empleos, Sargento, Sargento 1º, Brigada y Subteniente (empleo con el que se retira), pero nunca cambió de destino, siguió siendo jefe del Equipo, el cual pasó a llamarse Equipo Territorial de Policía Judicial. 

Santiago conoció jornadas laborales de más 50 horas semanales, estando disponible las 24 horas del día y los 365 días del año, primero le llamaban al cuartel, luego al busca, por fin llegó el teléfono móvil y fue un esclavo más de estos artefactos. 

Tenía encomendada la investigación de todos los delitos complejos que ocurrieran en las 62 localidades dependientes de los partidos Judiciales en demarcación de la Guardia Civil de Colmenar Viejo, Torrelaguna y Alcobendas. 

Deja un legado de cientos (sino miles) de delitos investigados, deteniendo a los autores de estos, solucionando problemas y habiendo desarticulado numerosas organizaciones criminales que operaban en la Sierra de Madrid. 

Santiago hace bueno lo que dice el Articulo uno de la Cartilla del Guardia Civil “El Honor ha de ser la principal divisa del Guardia Civil”, y, como diría el poeta francés Alfred Víctor de Vigny, “El honor es hacer hermoso aquello que uno está obligado a realizar”. Ambos lemas sin duda han sido el quehacer diario de este militar. 

Santiago no solo decidió llevar a cabo una vida militar en Colmenar, este Manchego también decidió apostar por la localidad y lejos de huir, decidió formar su hogar y crear una gran familia que le ha apoyado en los momentos buenos y en los que no lo fueron tanto. 

Santiago vale por todo aquello que ha sido su profesión y por todos aquellos secretos que guardó, por todos aquellos informes veraces y fehacientes, por todos aquellos a los que ayudó y por todos aquellos a los que guio. Verdadero líder además de una personalidad arrolladora. Todo y casi nada vale para darle a este Guardia Civil el homenaje que sin duda se merece. 

Cada vez que vean paseando al Subteniente Santiago por Colmenar su merecido retiro, no olviden saludarlo, seguramente puedas estar paseando, porque un día intervino de una manera que nunca llegarás a alcanzar a conocer. 

GRACIAS.

SANTIAGO 4