Si la inteligencia cotizara al alza el 4-M, Ayuso nunca ganaría

La presidenta Madrid y candidata a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, en un acto electoral. ISABEL INFANTES/EP

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Aunque la mayoría de sondeos prevén su derrota, la izquierda no descarta el milagro: en las andaluzas de 2018 ninguno pronosticó el triunfo de las derechas

A 48 horas de la crucial jornada electoral del martes en Madrid, hay en la izquierda un clima como de vísperas de un sorteo de la lotería de Navidad donde solo hubiera dos jugadores, uno de ellos llevando en el bolsillo el 75 por ciento de los décimos y el otro el 25 por ciento restante. La suerte está echada, pero el bombo del 4-M puede dar la sorpresa. En la política como en el fútbol no siempre gana el favorito.

La izquierda se agarra con desesperación a un cierto pensamiento mágico según el cual el Madrid obrero despertará milagrosamente de su sueño abstencionista y marchará unánime camino de las urnas bajo la pancarta del 'No pasarán'. La izquierda busca en el 4-M su 14 de Abril, el día de 1931 en que contra todo pronóstico España se levantó republicana habiéndose acostado monárquica.

De los sondeos publicados solo el del CIS y el de SW Demoscopia para El Plural apuestan por una ventaja de la izquierda sobre la derecha. El resto, y muy significadamente el de GAD3, no dudan de que la derecha y la ultraderecha sobrepasarán con holgura los 69 diputados exigidos por la mayoría absoluta.

CONTINUAR...