El gobierno de Colmenar se asienta en el transfuguismo

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Si echamos manos a la hemeroteca se puede comprobar como todas las formaciones políticas no dudan en tirar piedras contra la lacra del transfuguismo, pero a la hora de la verdad, una gran parte de ellas no dudan en utilizar a esos tránsfugas con el fin de mantener el poder.

Hace algo más de un año, en CLAMORES ya anunciábamos, que el pacto PP-C’s se cimentaba en otras fórmulas muy diferentes a las que se anunciaron tras el pacto del “bambú”, y que estaban basadas en mantener el poder a cualquier precio. Para ello y tras echar por la puerta de atrás a los tres concejales de Ciudadanos de la pasada legislatura por no apoyar al PP, informábamos en ese artículo que los nuevos concejales electos con los votos que los ciudadanos dieron a esta formación, terminarían integrándose en el PP.

Esta semana se ha culminado el primer paso de este trasvase político. Los dos concejales de Ciudadanos, Carlos Velasco y Lara Rodríguez, de manera sorpresiva y sin motivo aparente han decidido abandonar la formación naranja y pasar al grupo mixto, negándose a entregar el acta de concejales a su anterior partido, por el que fueron elegidos para no perder el sueldo que más de 4.000 euros brutos al mes que perciben de las arcas municipales como concejales del equipo de gobierno con dedicación y convirtiéndose en concejales tránsfugas.

Pacto contra el transfuguismo

Pero lo que resulta más curioso es que estos dos concejales, es que formando todavía parte de Ciudadanos, en septiembre del año pasado, llevaron una moción al pleno municipal en la que solicitaban la reactivación del pacto contra el transfuguismo, del que ya informamos en CLAMORES (http://clamores.org/noticia.php?id=1010) y que fue apoyada por todos los grupos municipales de la corporación.

En ese pleno, el hoy tránsfuga, Carlos Velasco, consideraba el transfuguismo como un ataque directo a lo que votan los ciudadanos, que deben hacerlo a unas siglas cerradas, ya que las listas abiertas no están aprobadas en nuestro país. Por esta razón piden la reactivación del pacto contra el transfuguismo.

Esta hipocresía política resulta curiosa, especialmente cuando viene de políticos que abrazan esta lacra, que antes criticaron, por mantener su estatus salarial a cargo del dinero de todos los colmenareños. Una propuesta oportunista de la que querían sacar rédito político en plena pandemia y especialmente cuando Ciudadanos fue la formación que más utilizó el transfuguismo en las últimas elecciones.

Pero en ese pleno el PP, que ahora mantiene a los dos tránsfugas en el equipo de gobierno y que incluso, en el caso de Lara Rodríguez, va a pasar de una dedicación exclusiva del 90% a una del 100%, lo que la supone pasar de más de 3.500 euros a más de 4000 euros brutos al mes, mientras que Carlos Velasco se encuentra en torno a los 60.000 euros brutos al año. El PP calificó el transfuguismo “como un engaño a los vecinos, un engaño al sistema de partidos y un quebranto para la democracia”.

Ética política del PP

Todo parece indicar que con tal de mantener el poder cualquier alianza es buena y ya no hay problemas porque “donde dije digo, digo diego”. A lo largo de estos dos años hemos podido apreciar gobiernos de Ayuntamientos y Comunidades Autónomas sustentados con los votos de la extrema derecha franquista y a lo largo de este mes se están viviendo la renovación de pactos de gobierno por parte del PP con tránsfugas de la formación naranja.

La ética política del PP es posible que en este caso quede aparcada, ya que todo parece indicar que en Colmenar Viejo la lacra del transfuguismo se va a consolidar también y que Jorge García se olvidará de que el transfuguismo es un engaño para los vecinos y un quebranto para la democracia  y por lo tanto no prescindirá de los dos tránsfugas con el fin de mantener la mayoría absoluta y asegurarse la gobernabilidad, porque como han afirmado los dos concejales tránsfugas en una nota hecha pública, Carlos Velasco y Lara Rodríguez, “ratificamos el compromiso adquirido “con los vecinos del municipio” manteniendo las responsabilidades de gobierno delegadas por el alcalde y garantizando la estabilidad del proyecto de impulso y mejora firmado en junio de 2019 con el horizonte de todo el mandato”.

 

CONTINUAR...