banner coronel baños

Más de 300 vecinos reclaman la apertura del servicio de urgencias

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Valoración del Usuario: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

Para convertirse en la “Puerta de la Sierra”, Colmenar Viejo debe apoyar los servicios públicos y en lo que se refiere a sanidad pública, este municipio ha dejado de ser esa Puerta de la Sierra y se ha convertido en el último eslabón de la sierra norte.

Con estas palabras mostraba su malestar un colmenareño de los más de 300 que acudieron a la concentración, ante el Centro de Salud Sur, para pedir la apertura del servicio de urgencias, que permanece cerrado desde que se inició la pandemia del coronavirus.

Y es que, a pesar de que Colmenar Viejo cuenta con más de 50.000 habitantes y es el centro de los servicios administrativos de la zona norte, en lo que a sanidad pública se refiere, sus vecinos tienen que ser derivados a los centros de salud de los pueblos limítrofes, mucho más pequeños, como Soto del Real, Manzanares el Real o San Agustín de Guadalix.

Para exigir esta apertura, la Asociación Vecinos por Colmenar Viejo había convocado para hoy, 18 de julio, una concentración ante el Centro de Salud Sur, a la que se sumaron los concejales de los grupos de la oposición, PSOE y Ganemos, pero que no contó con la presencia de los del equipo de gobierno, PP y C’s.

¡Dejen de engañarnos!

Todas las personas que acudieron a esta concentración iban provistas de mascarillas y gritaron al unísono “Abrir las urgencias, porque la vida es urgente”, además de proclamas a favor de la sanidad pública y contra los recortes del gobierno de la Comunidad de Madrid y los anteriores gobiernos del PP.

El responsable de la Asociación Vecinos por Colmenar, Dani Borona, se refirió al COVID19 como la peor crisis sanitaria que ha vivido este país, que llegó a colapsar todo el sistema sanitario. Pero igualmente reconoció que no era lógico que Colmenar Viejo tuviera que reclamar la apertura del servicio de urgencias, cerrado cuando el inicio de la pandemia y que llevó a los sanitarios a tener que trasladarse al hospital construido en Ifema.

Pero hace ya tiempo del cierre de Ifema y en Colmenar Viejo “con más de 50.000 habitantes tenemos urgencias cerrado, mientras los usuarios del centro tienen que guardar cola bajo el sol y la mayoría son derivados a otros municipios”. En definitiva “un auténtico desastre de la sanidad madrileña y en especial la colmenareña!”.

Borona pidió a las autoridades locales y regionales del PP que dejarán de “engañarnos”, ya que se estaban despidiendo a sanitarios y con los recortes aplicados por los diferentes gobiernos del PP “la sanidad madrileña había tocado fondo.

 

CONTINUAR...