banner coronel baños

El servicio de urgencias del Centro de Salud Sur continúa cerrado

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

La sanidad pública atraviesa un momento muy complicado. La pandemia del COVID19 ha destapado la gran labor que realizan todo el personal sanitario, pero especialmente, las carencias de la sanidad como consecuencia de los grandes recortes aplicados por los diferentes gobiernos regionales.

No cabe duda alguna de que Madrid ha sido una de las comunidades más afectadas por los recortes sanitarios y la privatización de hospitales públicos, situación que ha quedado patente durante todo este proceso sanitario del coronavirus, donde se ha tenido que contratar personal, así como habilitar un gran hospital en IFEMA.

A este hospital es donde fue trasladado el personal de urgencias de los Centros de Salud, entre ellos el de especialidades de Colmenar Viejo, que fue cerrado el pasado 27 de marzo. Ha pasado el tiempo y se ha cerrado el hospital de IFEMA y sin embargo, este Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) no ha recobrado todavía su actividad habitual y permanece cerrado, tal como denuncian los socialistas colmenareños.

El PSOE califica de “penosa” la gestión de la gerencia del SUMMA 112 en este Servicio de Urgencia  y acusa de “inoperancia” al equipo de gobierno “que permanece impasible ante la degradación de nuestros servicios sanitarios municipales, pero ésta es la más escandalosa de todas ellas”.

Cierre que no ha servido para abrir urgencias

El último de los pabellones de IFEMA se cerró el pasado 1 de mayo, situación que como manifiestan desde las filas socialistas, no ha afectado “a los Servicios de Atención Rural, SAR, con el mismo horario y tipo de atención, que han continuado con su actividad habitual durante toda la pandemia; pero claro, ellos no dependen de la Gerencia del SUMMA 112”.

El Servicio de Urgencias continúa cerrado, porque a pesar del cierre del hospital, los profesionales no han sido traslados a sus puestos habituales, aparte de que han tenido que escuchar todo tipo de explicaciones, como el de varias bajas por coronavirus. Pero, a pesar de la grave situación, denuncian que “con fecha 30 de abril, los profesionales contratados como refuerzo ante la epidemia, sanitarios y no sanitarios, fueron despedidos; estando los hospitales, todavía, llenos y sin recobrar plenamente su actividad normal”.

Igualmente se refieren al propio Centro de Urgencias, del que dicen que carece de las medidas mínimas de protección contra el contagio, información que recogen de los propios empleados, que afirma carecer de mamparas, viseras, mascarillas, guantes, “porque la Gerencia del SUMMA 112 no les han repuesto su almacén”.

Para tratar de paliar esta situación, el 13 de mayo se realiza una reunión y se llega a un acuerdo “entre la Administración Sanitaria y las organizaciones sindicales con presencia de la Mesa Sectorial de Sanidad sobre Renovación de Efectivos Covid19 hasta el 31 de diciembre de 2020”.  Pero como señalan, a la fecha de hoy aún no se ha recibido nada de este material.

Incompetencia sanitaria

La responsable de Sanidad del PSOE local, Rosa Abejón, afirma que “si un paciente se acerca a su Servicio de Urgencias, no puede recibir atención y se le envía de nuevo a su casa, donde debe llamar al 112 (que ha llegado a tener hasta 150 llamadas en espera) para recibir atención médica y posteriormente la visita de una enfermera para aplicarle el tratamiento”.

CONTINUAR...