banner coronel baños

El Canto de la Virgen se llena de una cacerolada sonora

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Valoración del Usuario: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

Utilizar esta pandemia del coronavirus para sacar rédito político, se ha convertido en una actividad que ha estado a la luz del día durante los dos últimos meses. La grave situación que se está padeciendo requiere de la unidad de todos los grupos y de la concienciación de las personas. Sin embargo hay gente que antepone la ideología y la actividad comercial a la salud de los ciudadanos.

Decía un vecino de Colmenar Viejo que se encontró con la manifestación que “el virus se extiende sin pudor y ya llega a Colmenar Viejo desde el barrio de Salamanca”. Y es que un grupo de vecinos de Colmenar Viejo, enfundados con la enseña nacional como su símbolo patriótico, salieron a la calle a manifestarse y a sumarse a las típicas caceroladas puestas en marcha contra el gobierno de Sánchez.

La cita tuvo lugar en la avenida de Los Remedios, junto al Canto de la Virgen. Aunque el número de personas que se manifestaba era muy grande y en algunos casos particulares sí se respetaba la distancia, lo cierto es que la mayor parte de los concentrados en la zona no respetaban para nada las normas sanitarias marcadas.

La Policía Local estuvo presente en esta cacerolada pero, mientras duró la misma, en ningún momento les llamaron la atención ni fueron multados los manifestantes, lo que generó el enfado de algún vecino que se encontraban en la zona, que llegó a manifestar muy enojado que “el otro día me llamaron la atención por ir con mi mujer e hijos sin guardar la distancia y me amenazaron con multarme y a estos no les dicen nada”.

La concentración tuvo lugar en torno a las 21 horas y los manifestantes se basaron en dar una sonora cacerolada sin que se escucharan gritos contra el gobierno, salvo alguno aislado. Esta falta de respeto a las normas marcadas por el estado de alarma y la pasividad de la Policía, llevó a alguna otra persona a señalar que se fueran a contaminar a los suyos pero que no propagaran el virus por las calles de Colmenar.

 

CONTINUAR-...