BANNER GENERICO 970x90px

La corrupción y los bancos hunden las cuentas del PP

Actualidad
Typography

Las cuentas del Partido Popular reflejan una caída de ingresos por subvenciones motivado por los malos resultados electorales. 

A poco más de dos semanas del 26 de julio, día en el que Mariano Rajoy tendrá que declarar por el caso Gürtel en la Audiencia Nacional, el Partido Popular ha hecho públicas las cuentas del año 2016. En ellas se registran unos números rojos de 647.000 euros. Una cifra que contrasta con los más de tres millones que ganó un año antes.

Unas pérdidas que vienen generadas, en parte, por la caída de ingresos tras los últimos resultados electorales del Partido Popular. Si en 2015 ascendieron a 53 millones de euros; un año más tarde se quedaron en algo más de 36 ‘kilos’. Una disminución del 32% que se deja sentir, sobre todo, en dos ámbitos: las subvenciones anuales por gastos de funcionamiento -que dependen del número de escaños conseguidos en el Congreso-; y en las aportaciones de los grupos institucionales, que pasa de 26,8 millones a 17 millones. Fruto, una vez más, de la pérdida de confianza de los ciudadanos en el Partido Popular en las elecciones locales y autonómicas; así como en las Generales.

Las cuentas del PP reflejan, a espera de la auditoría del Tribunal de Cuentas que puede tardar un año en llegar, un mal endémico de nuestros partidos políticos. Su excesiva dependencia de los ingresos públicos y los bancos. Así, por ejemplo, los números de Génova dejan ver como los ingresos de gestión ordinaria suman 41 millones de euros; de ellos, el 87% son subvenciones, el 12% corresponde a afiliaciones y simpatizantes; mientras que el 1% restante viene de Donaciones y Legados.

Si nos fijamos en las deudas hipotecarias la situación no es que sea mucho mejor, precisamente. Los populares tuvieron que recurrir a endeudamiento bancario con el Banco Popular para financiar las campañas de elecciones Municipales, Autonómicas en Cataluña, País Vasco y Galicia; así como las Generales de 2016. En total, nueve millones de euros tiene pendientes de abonar a la ahora entidad del Santander.

La entidad de Ana Botín

Pero la cosa no termina aquí. El Popular tiene concedidas hipotecas, préstamos y pólizas de crédito en 27 operaciones distintas. Un total de 4,2 millones de euros -pendientes de abonar- a la entidad. De este modo, el Santander se convierte -en número y cantidad- en el principal acreedor del PP con una treintena de préstamos e hipotecas entre las concedidas directamente por la entidad; las heredadas por Banesto y las adquiridas en Popular. De hecho, Santander ya era el principal acreedor del PP gracias a una hipoteca concedida por Banesto sobre la sede de Génova 13. Queda pendiente de amortizar un saldo de 14,5 millones de euros que vence en 2036, y cuyo importe inicial era de 37 millones. ¿Las condiciones? Euribor + 0,8%.

Esto es sólo una parte del total, porque las deudas pendientes con los bancos ascienden a 36,2 millones de euros. De ellos, el 33% son a corto plazo. Eso sí, es loable la reducción del endeudamiento financiero, ya que en 2015 había pendiente un importe de amortizar cercano a los 50 millones de euros.

Por cierto, ya que estamos con las cuentas del PP, no vendría mal que Montoro les echara un vistazo, porque su partido reconoce mantener deudas con Hacienda y Seguridad Social por importe de 1,2 millones de euros. Seguro que Hacienda ya trabaja con la misma rapidez para tratar de cobrarlas que la que tiene con las pymes.

FUENTE:  Merca2.es

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Inscríbete a través de nuestro servicio de suscripción de correo electrónico gratuito para recibir notificaciones cuando hay nueva información disponible.
Publicidad
Publicidad